Fútbol Internacional

Totti y la Roma: Un ‘San Valentín’ que durará para siempre

Cada 14 de febrero se celebra ‘San Valentín’, una fecha marcada para las parejas. Se celebra el amor entre dos personas, se hacen regalos y se disfruta en compañía de tu ser querido. Pero para Totti, cada día era ‘San Valentín’, pues cada día expresaba su amor a la Roma y a su afición.

Francesco Totti nació en Roma, y ya desde pequeño mostró una gran pasión por el fútbol, igual que su madre. Francesco empezó a destacar desde niño, y los grandes clubes empezaron a interesarse por él, hasta que uno de ellos picó a su puerta. Así lo contaba Totti:

«Hace 27 años se escuchó un golpe en la puerta de nuestro departamento en Roma. Mi madre, Fiorella, fue a responder. Quienes estaban al otro lado definirían mi carrera en el fútbol. Cuando ella abrió la puerta, un grupo de caballeros se presentó como directores de fútbol. Pero no eran de Roma. Se vestían de rojo y negro. Eran del AC Milan y querían que jugara para su equipo a cualquier coste.

Mi madre levantó sus manos, ¿qué creen que les dijo a esos señores? Bueno, no era mi decisión, por supuesto. Mi madre era la jefa. Aún es la jefa. Y digamos que estaba bien unida a sus hijos, como cualquier madre italiana, un poco sobreprotectora. Ella no quería que me fuera de casa, por miedo a que algo pasara. «No, no», le dijo a los directores. Es todo lo que tenía para decir: «Lo siento, no, no». Eso fue el fin. Mi primera transferencia, impedida por mi ‘jefa’. Era duro decir que no al AC Milan. Hubiera significado mucho dinero para nuestra familia. Pero mi madre me enseñó una lección ese día: Tu casa es lo más importante en la vida.»

Totti luciendo el ’10’. / Fuente: Kick Off

Y valió la pena para él y su familia. Tres años después, Totti fue llamado por la Roma para integrarse en las categorías inferiores del equipo de la capital. El joven tenía 13 años, y con 16, debutaba con el equipo de sus sueños.

A partir de ahí, empezó una historia de amor que conoce todo el mundo del fútbol. Sus 24 temporadas la avalan, con sus correspondientes títulos. Un mundial, una Serie A, dos Coppa Italia y dos Supercopas. Pero todo gran amor sufre de altibajos. Y ese altibajo se llamaba Real Madrid, contado por él:

»Por supuesto he tenido errores. Incluso hubo un momento hace 12 años, cuando pensé dejar la Roma para llegar a Real Madrid. Cuando un equipo exitoso, el más fuerte del mundo, te pide que te unas, empiezas a pensar sobre la vida. Tuve charlas con el presidente de la Roma y eso marcó la diferencia. Pero al final, la charla que tuve con mi familia me recordó sobre qué se trata la vida.»

Totti en su juventud en la Roma. / Fuente: El Mundo

El amor de Totti con la Roma fue superior a sus ambiciones deportivas y personales, pues el club le dió todo, y él dió todo por el club. Roma y Totti. Totti y Roma. Un amor que durará para siempre.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: