Sevilla 2-0 Mallorca | El Sevilla ya es prácticamente de Champions

En-Nesyri terminaría por decidir el encuentro | Fuente: Twitter Sevilla FC

Sevilla y Mallorca se han visto las caras en un partido que, tal y como marca la jornada en la que estamos, se antojaba crucial para los respectivos intereses de ambos equipos. Gracias a la victoria, el conjunto de Lopetegui ya es prácticamente de Champions ya que solo se quedarían fuera en caso de no puntuar más y que el Villarreal ganara los 3 partidos que le quedan. Por el contrario, el Mallorca sufrió un duro batacazo y tendrá que recurrir a la épica si quiere mantenerse el año que viene en la máxima categoría del fútbol español.

El encuentro comenzaba con la posesión de balón para el conjunto de Nervión aunque cabe destacar la tremenda agresividad en la presión de los bermellones. Esta situación, más por el buen hacer sevillista que por error mallorquinista, se fue cambiando hasta el punto en el que el Sevilla consiguió embotellar a sus rivales con una presión tras pérdida espectacular, digna de ser grabada para mostrarla en las escuelas de fútbol.

El dominio de los locales, no obstante, no se traduciría en peligro gracias al buen hacer de nuevo de los de Vicente Moreno, que eran conscientes de lo mucho que se estaban jugando. De hecho, Budimir gozó de la mejor ocasión del primer tramo del encuentro. Ambos equipos parecían mostrar su mejor nivel y finalmente lo que marcaría la diferencia sería una mano de Pozo dentro del área que supuso el penalti que Ocampos transformaría (sin mirar) en el primero del encuentro en el minuto 41.

Ocampos, una vez más protagonista | Fuente: Twitter Sevilla FC

Lo que restaba de primera parte lo dominó también el Sevilla pero sin generar demasiado, por lo que se llegaría al descanso con 1-0 en el marcador. El balance de la primera mitad era positivo para ambos equipos: el Sevilla dominaba y presionaba alucinantemente bien mientras que el Mallorca, sin poder exhibirse demasiado ofensivamente, consiguió parar a un equipo que estaba jugando a muy alto nivel. Merecedora de mención especial fue la actuación de Banega, que más allá de mover el juego y dar un recital de pases cortos y largos, demostró que cuando se tiene que aplicar en tareas defensivas también lo hace, ya que recuperó innumerables veces la posesión para los suyos.

A pesar de haber pasado por los vestuarios, la segunda parte comenzó muy similar a la anterior y ni siquiera se notó un bajón físico en los jugadores, lo cual parecía sorprendente después del desgaste que habían sufrido. De hecho, lo único que cambió respecto a la primera mitad fue la propuesta del Mallorca que se iba haciendo más ofensiva a medida que pasaban los minutos gracias a las sustituciones de su técnico. Aún así, aunque parecía que podían marcar en cualquier momento debido al ímpetu que mostraban para ir hacia adelante, en ningún momento consiguieron llevar la iniciativa en el encuentro.

Óliver Torres presionaba a Pozo la salida de balón | Fuente: Twitter Sevilla FC

En esta situación, cuando el Mallorca parecía que iba a empezar a crecer más, les llegó el batacazo que terminó por frustrar casi todas las esperanzas de puntuar para el equipo de las islas. Bono atrapaba un balón y sacaba rápido sobre la carrera de En-Nesyri, que le ganó la partida a Pozo (es cierto que el canterano del Sevilla estuvo poco contundente) y definió con un toque levantándole el esférico a Manolo Reina que había salido y que no pudo hacer nada más que mirar. Con este gol, los de Lopetegui respiraron más tranquilos y se ocuparon de que no ocurriera nada más en lo que restaba de encuentro.

Finalmente, el partido acabaría 2-0, que para alegría de los aficionados sevillistas suponía casi matemáticamente la clasificación para la Champions del año que viene. El Mallorca tendrá que remar a contracorriente al encontrarse empatados con el Leganés y a 3 puntos de la salvación que marca, con un partido menos, el Alavés.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: