Santi Cazorla | Una carrera envidiable pese a las lesiones

El internacional español abandona el Villarreal tras vestir la elástica del ‘submarino amarillo’ en más de 300 ocasiones

SU CARRERA

Santiago Cazorla González nació el 13 de Diciembre de 1984 en una población cercana a Oviedo. Con 16 años, ingresó en el Oviedo Fútbol Base y dos años después, el Villarreal lo contrataría para que se formara y cogiera minutos en el Villarreal B, aunque debutó con el primer equipo. A partir de la posterior temporada, el jugador ya estaba inscrito en el equipo y llegó a jugar 43 partidos en la famosa temporada de las semifinales de Champions League, con tan solo 20 años.

En la temporada siguiente, el jugador no contaba con suficientes minutos y el club decidió venderlo al Recreativo de Huelva con una opción de recompra, el club andaluz hizo efectivo el fichaje más caro de su historia: 400.000 euros. Tal fue su rendimiento que el Recre completó la mejor temporada de toda su historia, y Cazorla, logró 5 goles y 5 asistencias que hicieron que el Villarreal lo trajese de vuelta.

A partir de ahí, el genio asturiano estuvo 4 años en el Villarreal que hicieron prosperar al club y ganando en patrimonio, llegando a conseguir un subcampeonato de liga. Todo esto además de ir convocado con la selección española en la Eurocopa 2008, competición que acabarían ganando.

En el verano del 2011, el Málaga ofreció una cantidad de 23 millones de euros, y el Villarreal no pudo rechazar la generosa oferta de los boquerones y Santi tuvo que coger las maletas (ya con 27 años). Casualmente, la última temporada de Cazorla en el Villarreal acabó en puestos de champions, y la siguiente (sin él) el club descendería a segunda división.

Al inicio de temporada en el Málaga, marcó 4 goles en 4 partidos disputados, convirtiéndose en un jugador indispensable para el equipo en un Málaga que llegó a terminar la temporada en la cuarta posición. Ante tal temporada de Cazorla, el Arsenal puso 20 millones sobre la mesa para que el asturiano se fuera a Londres. El jugador ganó la Eurocopa 2012 con España en el mismo verano.

En su etapa en el Arsenal, Cazorla pudo anotar 12 goles en una misma campaña. A lo largo de los años el jugador se iba ganando el respeto de el público gunner, era un pieza fundamental y determinante en el esquema del Arsenal, equipo que acabaría ganando varios títulos en el periodo en el que estuvo Cazorla. Todo marchaba bien hasta que llegó su larga y dolorosa lesión que marcó por completo su carrera. El jugador disputaría su último encuentro con el Arsenal en el 2016 ante el Ludogorets.

A Cazorla se le acabó el contrato con el Arsenal y el jugador tenía que encontrar un equipo en el que jugar a sus 33 años. Quién iba ser si no, apareció el Villarreal que lo tenía claro, quería apostar por el jugador que tantos buenos momentos les había regalado. Y vaya si le salió bien la jugada al submarino amarillo. Cazorla está viviendo su segunda juventud. Está aportando mucho al equipo desde que llegó hace dos temporadas y es un jugador importantísimo para Calleja y uno de los jugadores más destacados de LaLiga Santander y teniendo unos números que nadie en su misma posición tiene. Y es que a pesar de jugarlo casi todo a su edad, el jugador parece tener muy claro su futuro. Dicho esto, el Villarreal y el fútbol español debe estar muy orgullosos por la huella que ha dejado Santi Cazorla, y es que el asturiano es el decimoséptimo jugador que cuenta con más partidos representando a la «roja», por si fuera poco.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: