Euro 2020 Fútbol Internacional

Rusia-Dinamarca: Sólo puede quedar una

El Lunes 21 de junio a las 21:00, se cierra el grupo B en el Parken Stadion de Copenhague, con un partido que enfrentará a Rusia frente a Dinamarca.

La selección de Stanislav Cherchesov, viene de ganar 1-0 a la selección de Finlandia, con un tanto de Aleksey Miranchuk tras una gran jugada asociativa con Artem Dzyuba que finalizó con un disparo ajustado a la escuadra derecha, imposible de atajar para el portero del Bayern Leverkusen.

En el combinado ruso, debemos destacar las modificaciones respecto al primer partido frente a Bélgica. En primer lugar, se produjeron cambios en la portería, donde fue titular Matvey Safonov, el portero de 22 años del FK Krasnodar jugó su primer partido desde el inicio con su selección, aportó bastante seguridad bajo los palos y cuajó una buena actuación, todo lo contario a lo que le pasó a su compañero Shunin en el primer partido ante Bélgica. Otro futbolista que no repitió en el once titular fue Semenov, que fue otro de los grandes culpables de la derrota ante Bélgica y que en su lugar jugó Diveev. Por último, el nombre propio del partido Aleksey Miranchuk, también entró desde el inicio, supliendo al lesionado Zhirkov y obligando a jugar con un sistema de tres centrales.

Matvey Safonov, en sus primeros minutos entrando como titular.

Pese a la victoria de Rusia, en la primera parte del encuentro, vimos a un equipo que salió muy dormido en defensa con algunos errores defensivos igual que sucedió ante Bélgica, de hecho, recibió un gol en el minuto 2 por parte de Pohjanpalo, que supuso un aviso serio para el equipo ruso. En esta segunda jornada, vimos a una selección rusa que tuvo mucha más el control de la posesión y que creó más oportunidades de peligro que en el primer partido, esto se debe principalmente a que la situación en la clasificación le obligaba a salir a por el partido desde el principio y también debido a que el equipo finés, no cambió ni un solo ápice en el sistema de juego, que básicamente consiste en tener una defensa férrea y aprovechar las pocas jugadas de peligro que generan. En la segunda parte, tras el gol anotado, vimos a un equipo ruso muy serio defensivamente, que no pasó por excesivos apuros y que al final logró llevarse la victoria por la mínima, pese a que tuvo ocasiones para mover el marcador.

La celebración de Miranchuk en el gol que dio los tres puntos a su país.

La selección rusa con esta victoria trascendental ante Finlandia, llega al último partido como segunda clasificada empatada a puntos con la selección de Finlandia que es tercera. El equipo de Cherchesov necesita para clasificarse a la siguiente ronda como segunda de grupo, una victoria ante Dinamarca. También se clasificaría como segunda de grupo, en caso de empate ante Dinamarca siempre y cuando Finlandia salga derrotada en su encuentro ante la selección de Roberto Martínez. En caso de empate ante la selección danesa y victoria de Finlandia, el combinado ruso dependería de los resultados de los otros grupos, para saber si pasa como una de las cuatro mejores terceras

Para este partido ante Dinamarca, Rusia salvo sorpresa de última hora,no va a poder contar con Mário Fernandes, que cayó lesionado en el partido ante Finlandia y se suma a la lista de bajas defensivas del equipo. En el caso de Rusia, solo puede alinear a cinco de los ocho defensas que llevó a la Eurocopa, ya que Mário Fernandes, Zhirkov son bajas y Kudryashov todo apunta a que no va a poder llegar para el último partido de la fase de grupos

Los futbolistas rusos agradeciendo el apoyo a la afición rusa congregada en el estadio del Zenit.

Por otro lado, la selección de Kasper Hjumland, vive una realidad totalmente distinta a la de Rusia. La selección danesa, viene de perder 1-2 ante Bélgica. Este resultado es bastante engañoso y al igual que en la primera jornada, el resultado no se asemeja al fútbol mostrado por el combinado de Dinamarca.

En el partido ante Bélgica, pese a la baja significativa de Eriksen y con el nuevo sistema de 5-2-3,Dinamarca dejó buenas sensaciones en el encuentro, especialmente en la primera parte y en los primeros minutos de la segunda hasta el gol del empate de Thorgan Hazard. El combinado danés que ejercía como local en el encuentro, dominó con gran claridad en la primera parte, donde se adelantó al minuto y 39 segundos de comenzar el partido con un gol de Poulsen, que anotó el segundo gol más rápido en la historia de la Eurocopa. En la primer parte, el dominio danés fue materializado tanto en jugadas de peligro como la que tuvo Damsgaard en el minuto 34, como en una buena defensa mediante el balón que permitió que Bélgica no tuviera prácticamente ocasiones y que Dinamarca se sintiese muy cómoda en el partido. La pega para la selección del norte de Europa, fue que no pudo anotar un segundo tanto y al final lo acabaría pagando en la segunda mitad. En este segunda parte, se niveló mucho más el encuentro con la entrada de futbolistas top como Kevin de Bruyne o Eden Hazard, precisamente 3 minutos antes de que entrara al campo el extremo del Real Madrid, la selección belga empataba el partido tras una gran jugada iniciada con una galopada de Lukaku, que De Bruyne se encargó de dejar su sello personal poniendo en bandeja el empate a Thorgan Hazard. La remontada al partido fue culminada por el centrocampista del Manchester City, con un disparo raso con la zurda imparable para Kasper Schmeichel. Estos dos chispazos de Bélgica en la segunda parte, bastaron para que la selección danesa se quedará sin puntuar por segunda vez en este torneo, pese a que murió peleando hasta el último minuto.

El disparo de Poulsen que abrió el marcador.

Uno de los futbolistas más destacados del encuentro fue Mikkel Damsgaard, el extremo izquierdo de tan solo 20 años, que actualmente milita en la Sampdoria, fue uno de los mejores de su selección en el partido, el canterano del Nordsjaelland dejó muestras de su calidad con buenas acciones individuales donde destacó su gran capacidad para regatear y driblar a los adversarios.

Damsgaard tras superar a Tielemans.

La situación para Dinamarca es muy crítica con estas dos derrotas, ya que llega a la última jornada como última clasificada y sin haber puntuado previamente. Las pocas opciones de clasificarse para la selección danesa, pasan por ganar a Rusia con un resultado abultado y esperar a que Finlandia sea derrotada por Bélgica por una diferencia de goles considerable.

Para este último encuentro, Kasper Hjumland podrá convocar a todos los jugadores que llamó para esta Eurocopa a excepción de Christian Eriksen.

Considero, que va a ser un encuentro muy atractivo entre dos conjuntos que se aferran a sus opciones de poder continuar en el torneo.

Autor: Mario Quero Sánchez

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: