El resurgir de la ciudad de Milán

Después de varios años en el ostracismo, el “Derby della Madonnina” de Milán vuelve a ser un encuentro en la élite del fútbol italiano. Este sábado a las 18h, disfrutaremos de un partidazo que simboliza el resurgir del fútbol de la ciudad.

Ibra llega al derby nada más superar el Coronavirus | Fuente: Twitter @acmilan

Milán es una de las capitales del fútbol mundial. Cuna de dos de los equipos más laureados de Europa, y también de grandes figuras de este deporte. Desde Giuseppe Meazza, leyenda interista en los años 30, y ganador de dos títulos mundiales para la selección italiana, a Andrea Pirlo, también campeón del mundo con Italia, y dos veces ganador de la Champions League con el Milán.

Milán es una ciudad particular

Sus dos equipos juegan en el mismo estadio, pero le llaman de diferente forma. San Siro para los ‘rossoneri’, Giuseppe Meazza para los ‘nerazzurri’. Esta práctica, habitual en el fútbol italiano, resulta incomprensible para el aficionado español. Cuesta imaginar al Atlético de Madrid jugando como local en el Santiago Bernabéu, o al Barcelona en Cornella-El Prat.

Ambos son gigantes del fútbol italiano. Pero en la Serie A, la reina es la Juventus de Turín, con más títulos de liga (34) que los dos clubes de Milán juntos (31). Sin embargo, las competiciones europeas han visto triunfar más veces a los clubes lombardos. 7 orejonas en las vitrinas del Milan y 3 en las del Inter, por tan solo 2 para la ‘Vecchia Signora’. No existe una explicación racional para este fenómeno, pero el fútbol y la razón nunca han sido amigos, y menos en Milán.

Un banquillo de muchos quilates

Las épocas doradas del fútbol italiano han coincidido con grandes figuras en el terreno de juego, pero también en los banquillos de Milan e Inter. Nereo Rocco, Arrigo Sacchi, Fabio Capello, Carlo Ancelotti, Helenio Herrera, Giovanni Trapattoni o José Mourinho son tan solo una pequeña muestra de los entrenadores que han tenido estos dos clubes a lo largo de su historia. Algunos, como Sacchi, fueron tan importantes, que crearon toda una escuela de pensamiento futbolístico a partir de su gran trabajo.

La última Champions del Milan llegó en 2007 gracias a un doblete de Inzaghi

La última época dorada del Milan, coincidió con Carlo Ancelotti (hoy en el Everton), en el banquillo. Claro que ‘Carletto’ contaba en sus filas con estrellas de la talla de Nesta, Kaká, Pirlo, Gattuso, Seedorf, Shevchenko o Inzaghi; y eso facilita bastante las cosas. En el Inter, nunca un equipo había girado tanto en torno al carisma de un entrenador como aquel equipo que ganó todo lo ganable en 2010. Mourinho consiguió su última Champions hasta la fecha con un equipo ultradefensivo, que no hizo las delicias del respetable por su juego combinativo, pero sacó de sus casillas a más de uno. Entre ellos al Barcelona de Guardiola en una semifinal de Champions que pasaría a la historia.

Naufragio doble

Desde el año 2011, la caída fue cada vez más evidente. Plantillas cada vez más envejecidas, fichajes mediocres, estrellas en horas bajas, entrenadores sin ninguna autoridad… el desastre estaba cantado. Evidentemente, equipos como Napoli, Roma, Atalanta o Fiorentina, aprovecharon esta nueva situación para ocupar asiduamente los puestos que garantizan el acceso a la Champions League. Por su parte, la Juventus lleva nueve ‘Scudetto’ seguidos, ante unos rivales que, por falta de costumbre, pecaban de irregularidad y bisoñez.

Con todo el respeto a los jugadores que voy a nombrar, en el derby milanés disputado el 19 de abril del 2015, que terminó con un entretenidísimo empate a cero, participaron genios de la talla de Ranocchia, Gnoukouri, Joel Obi, Alessio Cerci, Mattia Destro, Gabriel Paletta, Luca Antonelli o Van Ginkel. Si has visto jugar a todos, escríbenos, tienes un hueco en Afición Deportiva.

¿Se terminó el letargo de los gigantes de Milán?

El Inter ha creado un proyecto sólido, gracias al dinero que llega desde China (en 2016, el grupo Suning compró el club). Tienen un entrenador muy fiable, Antonio Conte; y han fichado calidad en todas las líneas. Aunque la seña de identidad del equipo es su delantera, formada por Romelu Lukaku, y Lautaro Martínez. Desde sus primeros encuentros demostraron que ‘estaban hechos el uno para el otro’, y sus cifras goleadoras así lo demuestran. Aunque, por el momento, la primera tentativa de ganar títulos terminó con derrota en la final de la Europa League contra el Sevilla, y segundo puesto en liga a un punto de la Juventus.

Conte, un entrenador de garantías para el proyecto interista | Fuente: Twitter @inter

Por su parte, el Milán sigue una estrategia distinta, a largo plazo. Es un equipo joven, que aúna cantera, Donnarumma, Colombo, Gabbia o Calabria; con jugadores del mercado italiano (Tonali, Bennacer, Kessié) y promesas del fútbol europeo, como Brahim Díaz, Rafael Leao, Rebic, Saelemaekers o Theo Hernández. Para darle sentido a tanta juventud, el fichaje de Ibrahimovic, que sigue siendo un líder goleador pese a rozar la cuarentena. Posiblemente, el conjunto ‘rossonero’ no está en las quinielas para ganar la Serie A. Pero en este momento son colíderes junto a la Atalanta, y no pierden un partido desde el 8 de marzo.

Recuperar la posición perdida parece hoy un poco más cerca, aunque los equipos que hasta ahora han vivido en la comodidad de su ausencia van a intentar impedirlo. A.C. Milán e Inter de Milán son dos clubes que forman parte del imaginario colectivo de cualquier aficionado de este deporte, y pronto volverán a codearse con los mejores de Europa. En los 90, toda Europa miraba al fútbol italiano, en parte gracias a estos dos equipos. Quién sabe si en el futuro recordaremos los 20 por el mismo motivo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: