Real Sociedad 0-1 Nápoles | De vacío a pesar de las buenas sensaciones

El Nápoles celebra el gol de Politano | Fuente: Twitter @sscnapoli

El Nápoles venció en su visita al Reale Arena en un encuentro en el que se vieron superados en varias fases del mismo. Gattuso rotó a la mayoría de sus estrellas y le salió bien al conseguir los tres puntos que le colocan como líder en su grupo de Europa League.

La primera mitad comenzaría con dos avisos por parte del equipo napolitano. Insigne, que posteriormente se marcharía lesionado, cortaría un mal envío de Remiro y, tras una gran jugada individual con caño incluido, definiría cruzado rozando el poste. Mario Rui también tendría un mano a mano tras un pase filtrado por Petagna que también se marcharía fuera por escasos centímetros.

Insigne se marcharía lesionado tras ser de lo más destacado del inicio del partido | Fuente: Twitter @sscnapoli

A partir de los diez primeros minutos, la Real se convertiría en dueña del partido, dándole un baño táctico al equipo dirigido por Genaro Gattuso. Mucha posesión de balón y una excelente presión tras pérdida no les sirvieron, aun así, para ponerse por delante en el marcador. La más clara la tendría Merino tras un cabezazo que se marchaba por encima de la portería defendida por Ospina.

A la vuelta de los vestuarios, el Nápoles despertó y empezó a poner más en apuros a la Real gracias a un notable cambio de intensidad. Tanto fue así, que en el minuto 55 Politano anotaría el único gol del encuentro con un disparo muy lejano que rebotaba en Sagnan desviando la trayectoria del cuero y haciendo imposible cualquier esfuerzo de Remiro.

Reaccionaba la Real Sociedad consciente de que se le podían escapar los tres puntos. Los txuri-urdin atacaban la portería del conjunto italiano quedándose expuestos a una posible contra llevada por los veloces jugadores ofensivos del Nápoles (Oshimen, Lozano…). A pesar de la insistencia, las ocasiones no se transformarían en goles gracias al buen hacer defensivo y el poco acierto en los metros finales de los donostiarras.

Oyarzabal conduciendo ante la presencia de Hisaj | Fuente: Twitter @RealSociedad

De hecho, la más clara la tuvo Portu con un remate que pilló a contrapié a Ospina, que protagonizó una de las paradas de la jornada, sin duda. El restante de las ocasiones se pueden resumir en diversos disparos desviados y errores en el último pase. Además, aún le daría tiempo a Oshimen a anotar un gol que posteriormente le anularían. Partido gris del nigeriano que salió de suplente y acabó expulsado por doble amarilla.

A pesar de todo, se llegaría al pitido final y la Real no conseguiría ni un punto a pesar de haberlo merecido, probablemente. El Nápoles, por su parte, consigue una victoria que le dará la tranquilidad para afrontar los partidos de Europa League con rotaciones para centrarse más en la Serie A.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: