Real Madrid 3-1 Eibar | Baño blanco en Valdebebas

Día histórico para el Real Madrid. No por el resultado ni por el rival, si no por ser el primer partido en la historia de Primera División en jugarse en Valdebebas.

El Real Madrid pasó por encima del Eibar y lo hizo desde prácticamente los vestuarios. A penas llevábamos 2 minutos de partido cuando Toni Kroos, el francotirador alemán quitaba las telarañas de la portería defendida por Dmitrovic. Algunos de los suplentes blancos aún no se habían sentado en los banquillos improvisados, y el Real Madrid ya iba por delante.

Toni Kroos celebrando el primer gol del partido | Fuente: twitter Real Madrid

La respuesta al gol no se hizo esperar, y el Eibar era el equipo que llevaba el control del partido. Pero ni varios acercamientos, ni el buen manejo del balón fueron suficientes para evitar el segundo del Madrid. En esta ocasión, Sergio Ramos se recorría todo el campo tras robar el balón cerca de su área para acabar empujando el balón después de pasar por los pies de Benzema y un Hazard que parece en mejor estado que nunca.

Y también antes del descanso llegaba el tercero. En esta ocasión, una nueva sucesión de pases y rechaces dentro del área armera iba a hacer que el balón cayese en los pies del número 12 madridista, que con una fuerza tremenda añadía el tercero al marcador y ponía una distancia considerable y significativa en el electrónico.

El golpeo de Marcelo en el 3-0 | Fuente: twitter Real Madrid

Pero ni mucho menos iba a rendirse el Eibar. A los 10 minutos de la reanudación iba a llegar un doble aviso hacia la portería defendida por Courtois. En primer lugar, un disparo lejano con una gran respuesta por parte del meta belga y después un remate al travesaño en ese mismo córner.

Y a base de insistir llegaría el gol. Sólo dos minutos más tarde de esta doble ocasión, una sucesión de rebotes no muy ortodoxos son los que introducirían el balón en la portería madridista. Tras pasar por la revisión del VAR, el colegiado confirmaba el primer tanto visitante en La Liga anotado en Valdebebas bajo la autoría involuntaria de Pedro Bigas.

En los minutos finales pudimos observar poco fútbol. Algún acercamiento por parte de los dos equipos, y un gran popurrí de cambios, fue lo más destacable en el «sprint» final del encuentro.

Hazard, en su vuelta al campo | Fuente: twitter Real Madrid

El Real Madrid se llevó con solvencia un encuentro sentenciado en la primera mitad, con un resultado en cierta medida engañoso (6 tiros del Real Madrid por 9 tiros del Eibar) y no pierde la estela del Barcelona de cara a los últimos 10 partidos de campeonato. El jueves volverá a jugar en su nueva casa y recibirá nada más y nada menos que al campeón de copa, un Valencia con ganas de puntuar tras dejarse la victoria en el 98′ el pasado viernes. Por su parte, el Eibar sigue metido de lleno en la lucha por no descender y tendrá que esperar al jueves también si quiere empezar a puntuar en la era «post-pandemia».

Autor: Álvaro Ramos Pulido

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: