Real Madrid 2-0 Alavés | Los blancos continúan sin tropiezos

Laguardia y Mendy pugnan por el balón | Fuente: Twitter Real Madrid

Real Madrid y Alavés se enfrentaban en un encuentro que significaba mucho para ambos conjuntos, ya que necesitaban los tres puntos para la lucha por el título y por el descenso, respectivamente. Serían los merengues quienes lo conseguirían con una solvencia que invita a pensar que poco le queda al Barcelona por hacer en esa lucha por proclamarse campeón de LaLiga Santander.

El partido comenzó con un Madrid dominante en la posesión (algo que se mantendría durante los 90 minutos) y con un Alavés replegado que consiguió salir a la contra en varias ocasiones, mejor de lo que venía demostrando últimamente. De hecho, Joselu tuvo la primera clara al enviar un remate de cabeza al larguero cuando a penas se habían jugado un par de minutos de encuentro.

Benzema anotaría el primero de penalti | Fuente: Twitter Real Madrid

A pesar de ello, el gol del Madrid no se demoraría mucho ya que Ximo cometió un penalti sobre Mendy que Benzema aprovecharía para anotar el 1-0. El lateral francés, además, consiguió crear mucho más peligro por la banda y completó una primera mitad más que notable en la que fue un cuchillo ante el que poco pudo hacer la defensa babazorra. El ritmo de los primeros 45 minutos fue de más a menos, aunque hubo diversas ocasiones de gol que desbarataron tanto Courtois como Roberto, que estuvieron muy acertados en líneas generales.

Nada más comenzar la segunda mitad, en el minuto 50, los de Zinedine Zidane le arrebataron al Alavés todo sueño de remontada al marcar el segundo tanto del encuentro. Rodrygo filtraba un balón para Benzema que asistía a Asensio para que definiera prácticamente a puerta vacía. El gol fue anulado en primera instancia por fuera de juego pero el VAR rectificó la acción del colegiado para conceder el 2-0 definitivo.

Benzema y Asensio celebraban el segundo | Fuente: Twitter Real Madrid

El restante de minutos fueron bastante movidos, probablemente más de lo que el Madrid necesitaba para sus intereses propios, aunque el marcador no se movería. Volverían a brillar las figuras de ambos porteros para negar el gol en varias ocasiones, pero a pesar de las acciones de gol aisladas que cosechó el Alavés, los blancos volvieron a tener el partido bajo control, una constante que se está manteniendo en todos los duelos tras la vuelta del parón obligado.

Victoria que, si no ocurre una hecatombe, probablemente le permita al Madrid hacerse con el título liguero, que supondría su trigésimo cuarto. El Alavés, por el contrario, tras una racha de seis derrotas consecutivas, tendrá que sufrir en lo que resta de campeonato al quedarse a solo 3 puntos del descenso que marca el Mallorca.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: