Previa Barcelona – Nápoles | Un Barcelona avisado busca hacer los deberes contra el Nápoles

El FC Barcelona buscará hacer bueno el empate a uno obtenido en San Paolo y sellar su pase para la final a ocho que se disputará en Lisboa. El equipo dirigido por Quique Setién, llega con un gran número de bajas, por lo que el técnico cántabro se verá obligado a alinear un once inédito esta temporada. El mayor rompecabezas del entrenador se encuentra en la medular. Los sancionados Busquets y Vidal tendrán que ver el partido desde la grada, mientras que Arthur continúa en Brasil, lo que forzará a Setién a arriesgar con un Frenkie de Jong recién salido de la enfermería y jugadores menos habituales como Sergi Roberto o Rakitic. 

El 1-1 de la ida deja un partido de vuelta abierto | Fuente: twitter Napoli

Por su parte, el Napoli, buscará dar la campanada en el Camp Nou. Genaro Gatusso, no sabe si podrá disponer de Lorenzo Insigne, capitán, alma y emblema del conjunto napolitano, quien sufrió unas molestias en los minutos finales del último partido de la Serie A contra la Lazio. La figura de Insigne, se antoja determinante de cara a buscar una posible remontada contra el Barcelona, por lo que el jugador hará todo lo posible para estar en el césped el sábado 8 de agosto a las 21:00.

En los días previos al choque, el presidente del conjunto napolitano, Aurelio de Laurentiis hizo una serie de declaraciones polémicas, en las cuales ponía en duda la seguridad de Barcelona para disputar el partido. Al ser la ciudad catalana una de la más afectadas por el Covid-19. El máximo dirigente italiano pedía el traslado del partido a otra sede, no obstante, la UEFA hizo caso omiso y el partido se disputará en Barcelona tal y como estaba previsto. 

Messi tendrá que liderar al Barça | Fuente: twitter Barcelona

Los jugadores del Barcelona buscarán dar una mejor imagen en comparación al tramo final de la liga, donde el propio Messi llegó a afirmar que jugando así no pasarían la eliminatoria contra el Nápoles. También buscarán dejar atrás los fantasmas de Roma y Liverpool para poder volver a alzarse con la orejona cinco años después. Mientras tanto, la ciudad que endiosa a Maradona, rezará para que Messi no tenga un buen día y poder ver a su equipo dando la sorpresa en el Camp Nou.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: