Nadal fulmina a Schwartzman y jugará su decimotercera final de Roland Garros

Se van acabando los calificativos para un Rafael Nadal que ha logrado meterse en su decimotercera final en la arcilla parisina, tras superar al argentino Diego Schwartzman en tres sets corridos (6-3/6-3/7-6 (0) )en más de tres horas de partido. Luchará el domingo por conseguir una nueva copa de los mosqueteros y alcanzar a Federer en títulos de Grand Slam.

Rafael Nadal celebra su pase a la final de Roland Garros. Fuente: Twitter: @rolandgarros

Fue un comienzo de partido donde parecía por la igualdad que se podía observar en la pista que el partido iba a dar para largo, prueba de ello fue el primer juego que duró más de 15 minutos, pero Rafa demostró pronto que su nivel con respecto al partido del pasado martes ante Sinner había aumentado con creces, el balear mucho más agresivo con sus golpes, más metido en pista, empezó a mover al argentino con sus derechas paralelas que tanto daño hacen a sus rivales y que son significativas de la gran confianza que ha tenido en este partido.

El partido estaba totalmente controlado durante los dos primeros parciales, 6-3 se acabó imponiendo el manacorí en ambos sets, un rafa dominador, al que le estaba corriendo mucho la pelota tanto con la derecha como con el revés, prueba de ello fueron los 38 winners que acumuló a lo largo del partido, por tan solo 34 errores no forzados.

«El Peque» se lamenta tras perder un punto. Fuente: Twitter: @ESPNTenis

Con 4-1 arriba en el tercer set todo hacía presagiar que el partido no duraría mucho más, pero el bonaerense se agarró a la tierra batida de la Philippe Chatrier con la garra que lo caracteriza, «El Peque» logró equilibrar la balanza en el tercer parcial hasta llegar a un 5-5 (15-40) inquietante cuanto menos para el español, pero ya sabemos de la manera con la que Nadal afronta las situaciones difíciles, sacó a relucir de nuevo su mejor tenis y acabó imponiéndose en el Tie-Break para certificar su triunfo.

Nadal celebra con rabia un punto. Fuente: Twitter: @marca

Completamente clave fue el aprovechamiento de las bolas de break, 6 de 9 para Nadal (67%) por tan solo 3 de 12 para el sudamericano 25%. Esto fue clave para el devenir del partido porque hace apenas tres semanas en Roma ocurrió todo lo contrario, Rafa no terminó de aprovechar sus oportunidades de rotura y lo acabó pagando.

Nadal jugará una nueva final y buscará alcanzar a su amigo Roger Federer a 20 títulos de Grand Slam, un dato que refleja la tremenda superioridad del balear en la arcilla francesa es que 78 de los 100 partidos que ha disputado en el abierto galo los ha resuelto en tres sets. Por otra parte Diego entrará el lunes por primera vez dentro del Top-10.

Nadal golpea un drive. Fuente: Twitter: @rnadalacademy

Autor: Alejandro López Fernández

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: