Afición Deportiva
Image default
Liga Santander Real Madrid

Militao y Nacho, el nuevo muro de la capital

Miles de veces hemos escuchado eso de que en el fútbol, como en la vida, muchas veces todo depende de momentos y de aprovechar nuestras oportunidades. Pero no es fácil estar ahí esperando esa oportunidad que no llega y, sobre todo, después aprovecharla. Mucho trabajo en la sombra y mucha paciencia. Y todavía más difícil, si cabe, es hacerlo en un club como el Real Madrid. Pero la oportunidad llega y es ahí cuando hay que demostrarlo. Cierto es que muchas veces es muy complicado quitarse de encima el San Benito que le ponen a uno. Por eso parecía difícil que en 1 semana Militao pasara de villano a héroe, o que la pareja que iba a formar con Nacho iba a convertirse en un muro para Liverpool y Barcelona, pero lo han hecho.

Si la lesión de Ramos ya dejaba las piernas temblando a más de un madridista, la noticia del contagio de Varane la misma mañana de la ida ante el Liverpool ya fue un golpe bajo. Además, Zidane decide que nada de 3 centrales que Militao y Nacho sobran y bastan para frenar al tridente «Red»; y vaya si lo bastaron. Respaldados por un bárbaro Casemiro los dos poco habituales centrales solventaron el partido en defensa y le dieron a Zidane y al madridismo un argumento por el que confiar en ellos, y tanto al francés como a la parroquia blanca no les quedaba otra que agarrarse a un clavo ardiendo y confiaron. La nueva sociedad repitió en el clásico y en la vuelta ante el Liverpool, y salieron por la puerta grande.

IMAGO IMAGES

Lo de Nacho, siendo sinceros, se podía ver venir porque su curriculum esta lleno de grandes actuaciones cuando toca suplir bajas de compañeros. Donde sea y como sea pero siempre preparado para rendir. Pero lo de Militao no lo vimos venir. El brasileño llegó al Bernabéu después de una gran temporada con el Oporto en la Liga portuguesa, una temporada por la que el Real Madrid desembolsó 50 kilos. A partir de aquí pocos minutos y menos rendimiento. A esto súmale un curioso jugador fuera del campo, de los que llaman la atención en lo extradeportivo. Pero Militao nunca ha estado fuera, tiene condiciones y el momento tenía llegar. En estos tres partidos ha demostrado una solvencia que de él no esperábamos. Un central que encuentra su mayor virtud defendiendo a campo abierto, ha conseguido superar sus asignaturas pendientes. Salió ganador en casi todos los duelos, tanto por arriba como por abajo y ante rivales de primerísimo nivel. Estuvo acertado tanto en el cuándo como en el cómo, mientras que en otras ocasiones le hemos visto muy acelerado y fuera de situación en muchas acciones esta vez siempre tuvo contralada la situación. Tal ha sido esa seguridad que él y su pareja de baile, en los 180 minutos de eliminatoria ante el Liverpool, sumaron 33 acciones defensivas exitosas de 37 en las que participaron.

IMAGO IMAGES

Y Nacho es el jugador que todo entrenador querría tener. Siempre al servicio del equipo, sin dar una voz más alta que otra y cumpliendo siempre. Le hemos visto de lateral izquierdo, lateral derecho y de central, pero siempre demostrando un gran nivel. Nunca ha tenido ese rol de titular, pero es de los que ha sabido aceptar que su mayor aportación la hace ocupando otra función. Ha vuelto a demostrar que está ahí cuando el Madrid lo necesita y esta vez con un componente añadido: un compañero nuevo y sin muy buena fama. Un Nacho que se ha ganado no sólo el cariño del madridismo, que ya lo tenía, sino también el derecho a entrar en las quinielas para la Euro 2021.

IMAGO IMAGES

Cierto es que a todos nos gustaría tener a Casemiro codo con codo currando contigo, pero los dos centrales de prácticas han demostrado porque son jugadores del Real Madrid y puede que les hayan hecho un flaco favor a los centrales consagrados. Con Varane y Ramos en plenas negociaciones por su renovación, a las que están poniendo muchos peros e inconvenientes, las actuaciones de Militao y Nacho pueden influir a la hora de mover ficha. Con el camero, una vez más, intentando estirar la billetera de Florentino y con Varane sin tener aún las cosas muy claras (o probando si funciona la técnica de Ramos), saber que los centrales en funciones dan el callo supone un respiro.

Veremos que pasa cuando vuelvan Varane y Ramos, porque con los números en la mano Nacho le ha comido la tostada al francés. Pero aún le pueden quedar un par de bolos al nuevo dúo hispano-brasileño en los que afianzar, aún más si cabe, su nueva condición de defensa revelación.

Related posts

Previa Alavés-Osasuna | El Alavés busca la victoria ante un todopoderoso Osasuna

ikerdelapea

Levante 1-1 Athletic Club | El protagonismo se lo lleva los once metros

pablotriguero

Celta 0-3 Barcelona | El Barça baila bajo la lluvia

Pablo Arnao
A %d blogueros les gusta esto: