Manchester United 5-0 RB Leipzig | El Manchester United baila al son de Rashford y Bruno Fernandes

Los cambios realizados por Solskjaer en la segunda mitad fueron la clave para la victoria “red” frente a un desdibujado Leipzig, que no compitió los últimos treinta minutos.

Imagen
Rashford, héroe del partido gracias a sus tres goles. Fuente: Manchester United (Twitter)

Nagelsmann, técnico del RB Leipzig, bromeaba en rueda de prensa que quería darle una patada a su colega Solskjaer, por el gol que consiguió en 1999 frente al Bayern de Múnich en la final de Champions. La patada se la dieron, con una manita, a él y a su equipo tras una segunda parte desastrosa. A diferencia con la Premier League, el Manchester United sí se muestra efectivo en la máxima competición europea. El técnico noruego dejaba en el banquillo a los mejores jugadores esta temporada, Bruno Fernandes y Rashford, debido a la carga de partidos en esta época.

El United inició el partido con un rombo en el mediocentro formado por Matic, Fred, Pogba y van de Beek y arriba los “escaladores” Greenwood y Martial. Julian Nagelsmann planteó un sistema ofensivo con defensa de tres y con el doble pivote Kampl y Dani Olmo. Fiel a su estilo, el equipo germano se mostró con personalidad dominando la posesión y negándole el balón a los “red devil”. Las primeras llegadas las ofrecieron los ingleses con diversas ocasiones por medio de Fred, con un tiro desde la frontal tras una falta lateral, que obligaba a Gulacsi a mandar el balón a córner. Martial aprovechaba la banda izquierda de Angeliño para adentrarse dentro del área pero a la hora de dar el último pase, el francés no se entendió con Greenwood.

La defensa del Leipzig avanzó líneas y provocó que llegaran las primeras ocasiones por medio de Forsberg y Nkunku, pero De Gea se mostraba muy seguro ante sendos disparos. Los carrileros del equipo de Nagelsmann se convirtieron en extremos para dotar de balones a Poulsen, pero el danés no conectó ningún centro.

Imagen
Greenwood en una pugna con Upamecano. Fuente: Manchester United (Twitter)

Las imprecisiones en ambos equipos se adueñaron del encuentro, donde la pausa y el control desaparecieron por unos minutos. En el minuto 20, Pogba arrancó con una zancada en el medio campo y sirvió un brillante pase entre líneas para Mason Greenwood, que definió a la perfección con un disparo raso al palo largo de la portería defendida por Gulacsi. El gol, revisado por el VAR, otorgó al United la tranquilidad que le pedía su entrenador desde el banquillo. El Leipzig, lejos de rendirse, aunó fuerzas para seguir poniendo en peligro la portería de De Gea. La primera parte llegó a su fin con los germanos volcados en el área inglesa pero sin encontrar el premio del gol.

La segunda mitad comenzó sin cambios y al igual que en la primera, el Leipzig mantuvo la posesión pero sin crear peligro. Upamecano recordó a la leyenda alemana Franz Beckenbauer y tiraba del equipo desde la zaga con largas conducciones de balón, que acababan en el área de los ingleses pero sin ningún éxito. El balón parado era la única oportunidad para los alemanes de conseguir el gol, pero la defensa del United se mostraba muy sólida.

Imagen
Paul Pogba, dominador del centro campo gracias a su despliegue físico. Fuente: Manchester United (Twitter)

Salieron Rashford y Bruno en el minuto 60 para buscar los espacios y aprovechar la visión y velocidad de ambos. Los dos cambiaron un partido insípido, en una fiesta de cumpleaños donde predominaban los globos rojos y donde los alemanes se convirtieron en la piñata de la celebración. El ritmo del partido cambió por completo, las transiciones del United comandadas por el portugués hicieron que Rashford consiguiera dos goles, en apenas siete minutos, batiendo al guardameta con dos disparos ajustados a la perfección al palo. En el minuto 85 Sabitzer cometió un penalti sobre Martial, que el francés transformó. Rashford consiguió el hat-trick con un disparo dentro del área ante la pasividad de la defensa, tras una buena asistencia de Martial en el minuto 92. El partido solo tuvo un dominador en la segunda parte y fue el equipo de Solskjaer gracias a los cambios de Bruno Fernandes y Rashford.

El Manchester United es líder del grupo H con seis puntos y los alemanes son terceros empatados a puntos con el PSG. El próximo encuentro del United será el próximo miércoles frente al Başakşehir y el Leipzig recibirá el mismo día al conjunto parisino en un partido que puede ser determinante para el segundo puesto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: