Fútbol Internacional

Manchester United 1-0 West Ham |McTominay acaba con el sueño ‘Hammer’

Manchester United y West Ham se enfrentaban en octavos de FA Cup con el sueño de poder llevarse el trofeo más antiguo del mundo. Era una buena oportunidad para el equipo londinense, pues vive un momento dulce en liga y con una inercia muy positiva, a las puertas de poder entrar en Champions. El cuadro de Mánchester vive un muy buen momento en Premier después de unos años algo convulsos, estando segundo por detrás del City, y demostrando que uno de los grandes dormidos de Europa está empezando a despertar.

Ambos equipos alinearon onces potentes, pero el West Ham contaba con la ausencia de Antonio y de Jesse Lingard, este último cedido por el propio Manchester United. Volvia al equipo titular Mark Noble, capitán ‘hammer’ que no estaba contando con demasiado protagonismo en estos últimos encuentros. Por parte del equipo local, descansaban Bruno Fernandes y Cavani, y los tres palos eran defendidos por Dean Henderson.

Los primeros minutos fueron de tanteo. Predominaba el respeto al rival e intentos lejanos. El West Ham esperaba atrás buscando el contra ataque, mientras que el United tocaba y tocaba, sin encontrar espacios. En el minuto 14, Ogbonna tapona providencialmente un tiro de Martial, pero el guardameta Fabianski se lo lleva por delante y cae de mala manera, doliéndose del tobillo. Intentó seguir, pero fue cambiado en el 19 y entró Diop. Duro golpe para un West Ham que empezaba a encontrar su sitio en el partido.

El plan del West Ham seguía igual; no dar ni un espacio en tres cuartos. Así que se sucedían los tiros lejanos, hasta que en el 28 Lindelof estrella el balón en la madera, rematando un centro. La defensa londinense empezó a titubear, y el Manchester ya se empezaba a sentir más cómodo.

Al filo del descanso, Issa Diop chocó cabeza contra Martial y cayó al suelo. Entraron rápidamente las asistencias médicas, dictaminando que el jugador no se encontraba en condiciones de continuar. Otro duro revés para el equipo dirigido por David Moyes, que tuvo que dar entrada a Fredericks. El partido llegó al descanso siendo superior el United, com dos lesionados el West Ham y sin muchas ocasiones claras por parte de ningún equipo, exceptuando el cabezazo de Lindelof.

Declan Rice durante el partido / Fuente: ESPN

Cuando no tienes el día, definitivamente no puedes hacer nada. En el minuto 50, Yarmolenko se lesiona por un mal giro, abandonando el campo por Odubeko. Solo llevábamos 50 minutos, y tres lesionados para el West Ham. Pero en momentos difíciles, debe aparecer un héroe para intentar poner solución. Así fue como Fabianski dio un paso adelante y sacó una mano espectacular a Rashford en el 55, dejando boquiabierto al internacional inglés.

Los equipos no sacaban nada en claro, sin ninguna ocasión y con un olor a prórroga en el ambiente. Hubo algún intento de contra ataque por parte del West Ham, pero nada más reseñable. El partido acababa con un West Ham ordenado pero poco peligroso, y un United desquiciado, con posesión pero sin poder llegar al área rival. Un 0-0 que reflejó bien el partido. Habría prórroga en Old Trafford.

El partido seguía en su línea hasta el 95, cuando McTominay aprovecha una acción confusa en el área para batir a Fabianski y poner el 1-0 definitivo. Para el resto de la prórroga, los conjuntos se intercambiaron los papeles. El Manchester United se encerró atrás y se defendía con el balón, mientras que el West Ham se volcó al ataque, resultando ineficaz. El partido acababa después de 120 minutos, con un United en Cuartos y un West Ham decepcionado, pues aspiraba a algo más.

Parada de Fabianski en el 55. / Fuente: Twitter

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: