Afición Deportiva
Image default
Liga Santander Real Madrid

Luka Modric, el jugador eterno del Real Madrid

Luka Modric, nos sigue dejando disfrutar de su fútbol, con increíbles detalles técnicos cada vez que se encuentra en un terreno de juego, a sus 36 años. El jugador croata ha logrado ganarse a los aficionados madridistas, gracias a sus resultados, su fútbol y su años de esfuerzo dentro del club merengue. Ya hizo levantarnos del sofá el pasado fin de semana ante la Real Sociedad con una gran actuación a la que sumó un auténtico golazo. Pero este pasado miércoles, lideraba el centro del campo en una noche pletórica de Champions League en el Santiago Bernabéu para lograr el billete a cuartos de final. A sus 36 años y tras haberlo ganado todo, volvió a dejar una actuación para el recuerdo ante el PSG

Getty Images

El genio de Zadar, de 36 años, finaliza contrato el próximo mes de junio pero todo parece indicar que renovará por una temporada más, hasta 2023. Su rendimiento le sigue valiendo para ser uno de los mejores centrocampistas del mundo, en el club lo consideran una pieza capital y es uno de los jugadores más queridos por la afición blanca.

Una remontada y un Luka Modric de «10»

Ante el PSG, Modric volvió a dejar otra actuación para el recuerdo en circunstancias adversas. Sin su escudero Casemiro por sanción y con su socio Kroos mermado por su lesión muscular, al croata le tocó hacer de todo en el Bernabéu. Apagó fuegos en defensa, se dejó la vida en una cobertura clave para frenar a Messi y, para coronar su exhibición, firmó una asistencia magnífica para que Benzema igualara la eliminatoria.

Getty Images

Por momentos ejerció de pivote para que Camavinga y Valverde saltaran a la presión y en otras ocasiones fue el propio Modric el que se lanzaba a por los defensas del PSG para recuperar el balón. En los 90 minutos que estuvo sobre el terreno de juego, Modric lideró la clasificación de pases (61) y de envíos largos (9) de su equipo. Además fue el que más entradas realizó (4) y recuperó cuatro balones.

Tras un primer tiempo en el que fue sometido por Verratti, Paredes y Messi en la zona ancha, Modric dio un paso al frente junto a Benzema para que el Real Madrid se rebelara contra su destino. La emocionante actuación de un jugador que ya lo ha ganado todo habla a las claras de la ambición de Modric por seguir compitiendo y ganando. 

Getty Images

Las imágenes hablan por sí solas. Tras el éxtasis de la celebración, de la remontada y de la comunión con la afición del Santiago Bernabéu, los jugadores del Madrid, todavía eufóricos, regresan poco a poco al vestuario. Una cámara de Real Madrid TV sigue a Luka Modric, uno de los grandes artífices de la victoria y el gran animador de los festejos en el vestuario. 

Como si su energía fuese infinita, abraza a todos sus compañeros y a los fisios, con los que hace piña. Después se sienta en su taquilla, junto a Toni Kroos, y se queda en silencio, con las manos en la cara, asimilando lo que acababa de vivir, quién sabe si en una de sus últimas gran noches en el Santiago Bernabéu.

Getty Images

Related posts

Yangel Herrera podría quedarse en el Granada CF

pablotriguero

Previa Barcelona – Athletic | Prohibido volver a pinchar

aimarmendi

La Fiorentina ha iniciado una guerra europea en los despachos por Vlahovic

Mario Queroo
A %d blogueros les gusta esto: