Barcelona Fútbol Español Liga Santander

Los 5 peores fichajes de la historia del FC Barcelona

El Barça siempre se ha caracterizado por tener una gran cantera, y al ser un club de élite mundial, atraer a jugadores de un gran nivel. Pero no siempre se han hecho fichajes que hayan rendido como se esperaba. Hoy, en ‘Afición Deportiva’, repasamos los 5 peores fichajes del FC Barcelona.

Douglas fue un fichaje sorpresa, que llegó por cuatro millones desde Sao Paolo, y ni siquiera era titular. Llegó en 2014, y en dos años jugó 5 partidos, marchando cedido al Sporting, donde se lesionó bajando del autobús, y no brilló mucho, descendiendo esa misma temporada. Marchó cedido nuevamente a Benfica y Turquía, donde se ha quedado definitivamente.

Douglas en un amistoso. / Fuente: Getty Images

Bogarde es de esos jugadores que en Can Barça no conocen apenas su nombre. Llegó en 1998 de la mano de Van Gaal, que lo mantuvo tres temporadas, insistiendo en su potencial. Cuando se vio que su nivel era nulo, marchó del club, rumbo al Chelsea, donde a las pocas semanas fue apartado del primer equipo, jugando en el filial. Aún así, él no quería marchar, pues tenía un gran sueldo. Cuando se acabo su contrato, en 2005, se retiró.

Bogarde en un encuentro contra el Arsenal. / Fuente: Getty Images

Chygrynskiy fue un fichaje frustrado de Guardiola. Ganó la Europa League con el Shakhtar, valiéndole su fichaje por el Barça por 25 millones. Jugó un año, con un rendimiento muy bajo, y tuvo mala suerte con las lesiones. Guardiola quería contar con él una temporada más, pero la directiva decidió venderlo por 15 millones a su club de origen, pues necesitaba el dinero.

Dmytro Chygrynskiy posa como jugador del FC Barcelona. / Fuente: Getty Images

Figo dejó un gran hueco en el Camp Nou, así que el Barça quiso hacer un fichaje para olvidar al luso: Geovanni. Llegó en 2001 por 21 millones desde Cruzeiro, y jugó 800 minutos. Después de esa temporada, no se le vio más por Can Barça. Sus cesiones fueron infructuosas, y no mostró un nivel verdaderamente bueno.

Geovanni con el Barça. / Fuente: Getty Images

Ciric fue un centrocampista de Serbia que llegó en 1997 por 300 millones de pesetas, pero nunca mostró que valiese ni por asomo esa cantidad. En sus dos únicas temporadas jugó 26 partidos, haciendo sólo dos goles. Marchó al Valladolid, donde no triunfó, y se fue al Partizan. Ahora mismo regenta un restaurante de comida española. Esperemos que se le de mejor que el fútbol.

Ciric, durante su etapa en el Valladolid. / Fuente: Getty Images

Estos han sido solo cinco jugadores, pero podrían ser muchos más. ¿Conocéis alguno más? ¡Os leemos!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: