Baloncesto NBA

Las 15 mejores frases de LeBron James

LeBron James no es solo uno de los mejores jugadores de baloncesto de la historia, sinó también es un deportista que ha sido fuente de inspiración de millones de personas alrededor del mundo. Por ello, hoy en ‘Afición Deportiva’ hemos recopilado las 15 mejores frases de LeBron James.

LeBron en un encuentro de este año con los Lakers. / Fuente: Imago

Tal vez mi dolor fue mi motivación.

Es difícil ganar la liga, porque todos los equipos son buenos, tienen buenos jugadores. Es mucho más difícil que en el instituto. Es competitivo y eso es lo que más me gusta.

Odio dejar que mis compañeros se vengan hacia abajo. Se que no voy a acertar cada tiro. A veces intento hacer la jugada correcta y resulta en una pérdida. No me siento fatal, porque tengo que responder preguntas sobre ello. Me siento fatal en el vestuario porque podría haber hecho algo más para ayudar a ganar a mis compañeros.

 No puedes tener miedo al fracaso. Es la única forma de tener éxito: no vas a tener éxito todo el tiempo, y lo sé.

Crecí en el lado norte de Akron. Entonces esas noches de miedo y solitarias, eso es todas las noches. Oyes muchas sirenas de policía, escuchas muchos disparos. Cosas que no quiere que sus hijos escuchen crecer.

Cuando tenía 5 años, sucedieron algunas cosas financieras, y me mudé siete veces en un año. Nos mudamos de un apartamento a otro, a veces viviendo con amigos. Mi madre siempre decía, ‘No te pongas cómodo, porque es posible que no estemos aquí mucho tiempo’.

 El compromiso es una gran parte de lo que soy y lo que creo. ¿Cuánto estás comprometido para ganar? ¿Cuánto estás comprometido para ser un buen amigo? ¿Para ser de confianza? ¿Para ser exitoso?

LeBron antes de empezar a un partido. / Fuente: Imago

Quizás los que quemaban mis camisetas no eran fans de LeBron James.

No queremos que se sientan frustrados, eso se te queda demasiado en la mente. Tenemos que trabajar en ello y ver lo que hicimos mal.

Jugué como si todos los días fueran mi último día con una pelota de baloncesto.

Mi padre no estaba allí cuando yo era un niño, y siempre solía decir:¿Por qué a mí? ¿Por qué no tengo un padre? ¿Por qué no está él alrededor? ¿Por qué dejó a mi madre? Pero a medida que fui creciendo, miré más profundamente y pensé: ‘No sé por lo que mi padre estaba pasando, pero si él estuviera presente todo el tiempo, ¿sería yo quien soy hoy?

Pero los deportes me alejaron de estar en una pandilla, o estar asociado con las drogas. Los deportes fueron mi salida.

Cuando estas en el campo de juego no se trata de si gustas o no. Todo lo que importa es jugar a un alto nivel y hacer lo que haga falta para ayudar a tu equipo ganar.

Estoy confiado porque soy el mejor jugador del mundo. Así de simple.

Anotar muchos puntos no me interesa, lo primordial es que el equipo juegue bien y gane.

LeBron sube el balón. / Fuente: Imago

Autor: Pablo Triguero

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: