Euro 2020 Fútbol Internacional

Grupo E: El grupo de las sorpresas

Imagen

El miércoles 23 se cerró el grupo E de la Eurocopa, con grandes sorpresas en la clasificación y sin definirse hasta los últimos minutos de los partidos. Revelaciones, decepciones y distintas formas de ver el fútbol es lo que nos ha deparado este grupo compuesto por España, Suecia, Polonia y Eslovaquia.

1- Suecia: Forsberg y 10 más

A pesar de la grandes ausencias con las que llegaba el equipo sueco a esta Eurocopa, como la de su estrella Zlatan Ibrahimovic, el equipo dirigido por Janne Andersson ha conseguido un meritorio primer puesto sin llevar el cártel de favorito.

El «Wunderteam» ha terminado la primera fase como invicto, practicando un fútbol más bien defensivo y con mucha confianza en el contraataque. Pero este estilo de juego, no hubiese sido posible sin el que ,sin duda ,está siendo el gran pilar sueco en el máximo torneo continental Emil Forsberg. El centrocampista del Leipzig, no solo aporta ese dinamismo a la hora de lanzar los ataques ,sino que, también ha marcado 3 goles en los 3 partidos disputados.

Imagen

El primer encuentro ante España fue una gran muestra del juego que desplegarían los suecos, un equipo muy aplicado en tareas defensivas con un bloque bajo muy cerca de su portero. Este planteamiento, se mantuvo durante todo el partido y, de hecho, pudo dar sus frutos en varias ocasiones de Alexander Isak y una clamorosa oportunidad de Markus Berg que se fue al cielo de Sevilla, lo que deparó un apretado empate entre ambas selecciones.

En el segundo encuentro, ante supuestamente la cenicienta del grupo Eslovaquía, Suecia siguió fiel a su estilo defensivo buscando los espacios para salir al contraataque. Pero ,en este caso, no fue la fórmula para derribar a la defensa ,sino que, un lanzamiento desde los once metros ejecutado por Forsberg inclinó la balanza hacia el lado sueco.

Finalmente, en el último choque ante Polonia, se jugaron el liderato del grupo en un partido mucho más abierto, en el que de nuevo Forsberg con un doblete y Claesson con un gol agónico, en el último minuto, firmaron la victoria y el liderato para Suecia que se enfrentará a la República Checa o a Ucrania.

2-España: Se notó la falta de gol

Imagen

A pesar de llevar la vitola de favorita, la selección española solo consiguió ganar uno de sus tres partidos en la fase de grupos, por lo que tendrán que conformarse con un segundo puesto.

Con un estilo de toque, España desarrolló un juego muy combinativo en las zonas interiores, dándole mucha importancia a la presión tras pérdida y a la circulación de balón por parte de los mediocampistas, pero en el que el gran protagonista fue la falta de gol en los primeros 2 partidos. Por ello, si un jugador se debe destacar como pilar en esta primera fase es Koke. El jugador del Atlético de Madrid ha jugado de categoría estos 3 partidos, siendo fundamental tanto con el balón como sin él.

Imagen

En el primer encuentro ante Suecia, los de Luis Enrique dominaron el partido en todo momento obteniendo el 85,1% de la posesión. Pero esto, no fue suficiente para hacerse con la victoria, pues la falta de gol se hizo notar durante los 90 minutos. Por lo que, el partido se firmo con un aburrido 0-0.

En el segundo partido ante la selección polaca, la tónica fue muy similar a la vista en el partido ante Suecia. Con la única diferencia de que en esta ocasión «La Roja» consiguió anotar su primer gol ,por medio Álvaro Morata ,que sería igualado por Lewandoski en la segunda mitad. El partido acabaría en tablas luego de que Gerard Moreno errara un penalti que pudo suponer la victoria española.

Finalmente, en el último partido ante Eslovaquia, la selección no tuvo nada que ver con los dos partidos anteriores. Con un once titular con la entrada de jugadores como Busquets, Azpilicueta o Pablo Sarabia. España consiguió desplegar un juego mucho más fluido, que tuvo como resultado un festival de goles que acabó con un resultado de 0-5. Con este marcador se clasifica como segunda y viajará a Glasgow para enfrentarse a Croacia.

3-Eslovaquía: La gran sorpresa

Imagen

Sin duda, la gran revelación de este grupo, el equipo eslovaco ha hecho caso miso ha todas esas quinielas que las situaban como última de grupo y se ha clasificado como uno de las 4 mejores terceras.

El equipo dirigido por Stefan Tarkovic planteó un estilo totalmente defensivo, consiente de que eran el equipo con menos nombre del grupo. Pero este bloque, bajó muy cerca de su portero, el balón parado y los destellos de calidad de sus jugadores de ataque hicieron de Eslovaquia una selección difícil de vencer.

Imagen

En el primer encuentro ante Polonia, «Los Halcones» consiguieron sumar sus primero y únicos tres puntos. Con un juego defensivo como seña de identidad y un gran poderío a balón parado, que utilizaron como método para meter el segundo gol por medio de Skriniar. El partido acabó con un resultado final de 1-2.

En el segundo partido contra Suecia, Eslovaquia volvió a plantear un partido muy defensivo que hubiera dado sus frutos ,sino llega a ser por un penalti cometido por Dúbravka que transformó Forsberg. Siendo este el único gol del partido terminando con un resultado de 1-0.

Finalmente, en el último encuentro ante España, se vieron superados por una selección española arrolladora perdiendo por un resultado de 0-5. Aunque esto no empañó las actuaciones hechas anteriormente, consiguieron su billete para los octavos de final.

4-Polonia: La gran decepción

Por último, la gran decepción del grupo Polonia. Los polacos quedan descalificados por segunda vez consecutiva tras su eliminación en el mundial de Rusia 2018. El equipo liderado por Robert Lewandoski, no consiguió ganar ninguno de sus 3 partidos consiguiendo tan solo 1 punto que lo coloca como colista del grupo E.

Con un juego basado en la confianza en el goleador del Bayern de Munich, los de Paulo Sosa dieron una pésima imagen que tan solo pudieron maquillar en el último partido.

Imagen

En el primer encuentro ante Eslovaquia, Polonia se postulaba como favorita, pero un gol en propia puerta de Szczesny y la expulsión de Krychowiak, allanaron el camino a los eslovacos que consiguieron ganar el partido 2-1.

En el segundo partido contra España, un buen planteamiento defensivo y la compañía de la suerte, hicieron válido el gol de Lewandoski para rascar un punto en La Cartuja con un resultado final de 1-1.

A pesar de todo, llegaron con opciones de clasificarse en la última jornada ante Suecia, un doblete de Forsberg y un gol en el descuento de Claesson acabaron con las ilusiones polacas, quienes tendrán que ver lo que resta de competición por la televisión.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: