El fútbol español y su difícil futuro

España ha disfrutado de los mejores años de su historia futbolística. Desde 2005, dos Eurocopas y un Mundial en el fútbol de selecciones; ocho Champions y nueve Europa League a nivel de clubes. Cifras escandalosas. Pero esta época dorada ya estaba en sus últimos extertores, cuando la crisis del COVID-19 llegó para darle la puntilla al fútbol español.

Aunque las perspectivas del fútbol español no sean las mejores, el Sevilla sigue ganando la Europa League | Fuente: Twitter @SevillaFC

Aunque este 2020, el Sevilla ha conseguido una vez más, y ya son seis, llevarse la segunda competición continental, el nivel de los equipos españoles ha bajado considerablemente. Por primera vez desde la temporada 2006/2007, no hubo representación española en semifinales de la Champions League. Bundesliga, Ligue 1, Serie A y, por supuesto, la Premier League, han seguido creciendo año tras años, mientras que LaLiga se ha estancado. Y, pese a que nadie duda de Luis Enrique como seleccionador, ‘La Roja’ tampoco parte como favorita de cara a los próximos torneos.

Sin dinero para fichar

No hay más que ver el mercado de fichajes de este verano. Aún no ha terminado, pero la gran mayoría de equipos son más débiles ahora que al término de la pasada campaña. La economía del fútbol español no está en su mejor momento. Tan solo Villarreal y Sevilla parecen haber mantenido o mejorado el nivel de sus plantillas.

Entre los gigantes de la competición, el Madrid, vigente campeón de Liga, ha conseguido al fin culminar con éxito una “operación salida” numerosa. A costa de regalar (o casi), a jugadores que en su día no fueron precisamente baratos. Recuperar a Hazard y la vuelta tras cesión de Ødegaard serán las novedades del conjunto de Zidane. Por su parte, la buena noticia (relativa) para el barcelonismo es que Messi seguirá una temporada más. Aunque el equipo está tocado y por ahora, las llegadas – Pjanic, Trincao y la vuelta de Coutinho – no ilusionan. La afición se aferra a Messi y Ansu Fati, pero no es suficiente. Y Simeone ha pasado de fichar a Joao Félix, una de las mayores promesas del fútbol europeo, a perder a Morata para poder fichar a Luis Suárez. Enorme jugador, pero en el ocaso de su carrera.

En los demás clubes de Primera, predominan las cartas de libertad, cesiones o fichajes ‘low cost’. Aunque ninguna debacle como la del Valencia CF. Bonita la papeleta que le ha tocado a su único fichaje, el míster, Javi Gracia. Personalmente, tan solo Óscar Rodríguez, recién fichado por el Sevilla; Raúl Guti, genial refuerzo para un recién ascendido como el Elche; y el mercado del Villarreal me generan un optimismo real. Aunque luego siempre puede haber sorpresas.

Nadie hubiera creído hace unos meses que Diakhaby sería titular esta temporada. | Fuente: IG @valenciacf

El fútbol español debe mirar a la cantera

Cuando las necesidades económicas aprietan, muchos entrenadores miran a la juventud con la esperanza de que algún talento sin pulir de la talla en la máxima categoría. Porque triunfar en el mundo del fútbol, muchas veces es una cuestión de estar en el momento y lugar adecuados. Por ejemplo, tal vez Reguilón no sea el mejor lateral izquierdo que ha pasado por las categorías inferiores del Real Madrid en los últimos veinte años, pero sí era el mejor cuando el primer equipo le necesitó. Aprovechó su ocasión, ya ha sido campeón de la Europa League con el Sevilla, y acaba de fichar por el Tottenham, donde se le presupone un papel importante.

La cantera puede ser un recurso que beneficie a los equipos que más la desarrollen, pero tampoco debemos engañarnos. En el fútbol moderno, sin inversión, no hay resultados. Y ver a un Leeds United, recién ascendido a la Premier League, gastarse más de 50 millones de euros, mientras que, para el Granada, que estará en Europa este año, los cinco millones invertidos en Luis Milla han sido un esfuerzo titánico, no es una buena señal. Por eso, cuando veo a la afición de un equipo alegrarse de que otro pierda piezas importantes, me parece un error. Tan pronto como el mundo puso su foco en el fútbol español, clubes y selección nacional, puede dejar de hacerlo si pierde su atractivo. Caer es mucho más fácil que recuperar el terreno perdido.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: