Atlético de Madrid Barcelona Liga Santander

FC Barcelona 0-0 Atlético de Madrid: un empate que abre las puertas del liderato al Real Madrid

Empate sin goles entre Barcelona y Atlético de Madrid que brinda al Real Madrid la posibilidad de depender de sí mismo en el tramo final de LaLiga. A falta de 3 finales y a falta del encuentro entre Real Madrid y Sevilla, el conjunto colchonero se mantiene líder mientras que los de Koeman se complican el campeonato.

El Camp Nou albergaba en la tarde de hoy un duelo que se antojaba crucial en la lucha por LaLiga. Barcelona y Atlético de Madrid se veían las caras en una jornada clave en la que los cuatro primeros clasificados se enfrentan entre ellos y, dada la estrecha diferencia de puntos entre todos, los resultados de los dos partidos aclararán la lucha por el campeonato.

Los de Koeman desaprovecharon la oportunidad de ponerse al frente de la clasificación tras la derrota ante el Granada y encaraban el encuentro con el objetivo de lograr al liderato, al menos por hoy. Mientras que los colchoneros saltaban al césped con el objetivo de dar un golpe sobre la mesa en la pugna por LaLiga y acercarse al campeonato, pero para ello debían ganar en el Camp Nou, algo que Simeone todavía no ha logrado como entrenador del equipo rojiblanco.

Primera parte: Un Atlético superior acecha el gol

Ambos equipos salieron a escena conscientes de lo que había en juego. Los colchoneros salieron con una intensidad alta que dificultaba la salida de balón de los culés pero desde el inicio el dominio de la pelota fue del conjunto blaugrana. A los diez minutos llegó un contratiempo para el equipo rojiblanco, Lemar abandonaba el campo tras un golpe en la rodilla con Pedri y Simeone se veía obligado a meter a Saúl al terreno de juego.

Fuente: Imago Images

A pesar del infortunio el Atlético tenía el partido donde quería, no sufría en la faceta defensiva y llegaba con peligro cuando tenía el balón. De hecho a punto estuvo de ponerse por delante en el minuto 18 cuando una buena jugada del equipo terminaba con Mario Hermoso poniendo un gran centro raso que Correa consiguió conectar y cuando parecía que ese balón acabaría en el fondo de la red apareció el pie de un Lenglet providencial que evitó el gol rojiblanco.

Había avisado el Atlético y suya había sido la ocasión más clara aunque no fuese el equipo dominante del partido. El encuentro seguía transcurriendo con el mismo desarrollo que se podía apreciar desde el comienzo. A la media hora de encuentro hubo un nuevo contratiempo, esta vez del lado blaugrana, Busquets chocaba con Savic en un golpe cabeza con cabeza y, aunque intentó continuar, el español finalmente se marchaba del terreno de juego y le sustituía el joven Ilaix Moriba.

Fuentes: Imago Images

Un revés que aprovecharon los de Simeone elevando la presión en la salida de balón del equipo culé. Así llegaron dos nuevas ocasiones claras para los rojiblancos, primero fue Llorente que disparó con la zurda un balón que rechazó Ter Stegen y en la siguiente jugada fue Luis Suárez el que probó fortuna pero se volvió a topar con el meta alemán. Rondaba el gol el equipo colchonero pero no terminaba de encontrar portería a pesar de acechar cada vez más la portería rival.

Fue entonces cuando apareció Messi para meterle el miedo en el cuerpo al Atlético. La pulga hizo una jugada de las suyas, esquivando rivales para acabar disparando un balón que si no hubiera sido por Oblak hubiera acabado en el fondo de la red. Pero el Atlético estaba en modo rebelde y respondió de manera instantánea en las botas de Carrasco, el belga vio espacio y echó a correr pero finalmente el muro defensivo tapó el remate.

Y no pasaron ni dos minutos cuando volvió a tener el gol el equipo rojiblanco, Felipe mandó alto un remate plácido en el punto de penalti tras un saque de esquina y al Atlético se le volvía a escapar una ocasión clara de gol, la última de una primera mitad que acabó con el mismo marcador con el que empezó el encuentro. Los jugadores se marchaban a vestuarios con todo por resolver en los segundos 45 minutos y con la sensación de un Atlético que fue de menos a más y superó al Barcelona en la primera mitad.

Fuente: Imago Images

Segunda parte: El Barcelona supera al Atlético pero tampoco encuentra el gol

La segunda parte comenzó con un cambio en las filas blaugranas, Araujo sustituía a Mingueza en un intento de Koeman por tapar los avances de Carrasco. Estuvo a punto de estrenarse con gracia el central pero su compañero Lenglet le quitó el remate en una falta lateral sacada por Messi. Y respondió el equipo de Simeone en la siguiente jugada, Luis Suárez enganchaba un disparo desde fuera del área que se marchaba desviado.

Sin embargo, los primeros minutos del segundo tiempo dejaron un escenario inusual hasta entonces, el Barcelona dominaba con peligro y encadenaba jugadas que obligaban a los rojiblancos a encerrarse cerca de su portería. Los de Koeman habían salido con una intensidad mayor conscientes de la superioridad mostrada por sus rivales en la primera mitad. Pero el Atlético no quería permitir que eso ocurriese y volvió a mostrar su peligro ofensivo cada vez que tenía el balón.

Pasada la hora de encuentro llegó la más clara del Barcelona, Jordi Alba centró raso y el balón le cayó a Ilaix y, en una jugada similar a la de Correa en la primera mitad, Hermoso se vistió de Lenglet para meter el pie y tapar el remate. Se libró el Atlético de encajar el primero pero los de Koeman comenzaron a volcarse arriba y acechaban la portería de Oblak. El esloveno apareció minutos después para despejar un golpeo de falta de Messi que se colaba en la portería, sufría el Atlético en un tramo del partido en el que su rival se estaba imponiendo.

Fuente: Imago Images

Fue entonces cuando Simeone decidió mover el banquillo y dio entrada a un Joao Félix que sustituía a Saúl en un cambio ofensivo del técnico argentino. El tiempo seguía corriendo y el empate no se movía del luminoso, el baile de jugadores que entraba al campo no cesaba en un intento de los entrenadores de desequilibrar la balanza. El Barcelona se había adueñado del encuentro y llevaba la iniciativa ante un Atlético al que las fuerzas parecían habérsele esfumado.

El partido moría y ninguno de los equipos era capaz de romper el empate. Lo que se rompía era el partido porque Barcelona y Atlético buscaban el triunfo, la tuvieron los culés en el minuto 89 con una falta en la frontal que cerca estuvo de entrar en la portería defendida por Oblak. Llegó el final del encuentro con reparto de puntos y con empate a cero en el marcador, un resultado que no satisface a nadie.

Final del partido que deja un escenario que no gusta a ninguno. El Barcelona se complica las opciones de llevarse el título y el Atlético sale vivo del Camp Nou pero ya no depende de sí mismo. El Real Madrid pasa a depender de sí mismo y si gana lo que resta de Liga se acabará llevando la pugna por el campeonato.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: