Afición Deportiva
Image default
Fútbol Español Fútbol Internacional Granada

El talento del Granada que juega en Polonia: Entrevista con Mario Rodríguez

El fútbol da muchas vueltas, y no siempre sabes donde puedes caer. Hoy, en ‘Afición Deportiva’ hemos hablado con Mario Rodríguez, que pasó de jugar en Real Madrid y Granada a fichar por el Poznan, en Polonia. Querríamos agradecer a Mario la amabilidad y cercanía a la hora de realizar la entrevista, y desearle una pronta recuperación con su grave lesión.

Mario celebra un gol con el Poznan. / Fuente: Tercer Equipo

¿Desde siempre te gustó el fútbol?

Sí, la verdad es que desde muy pequeñito me gustó el fútbol. Con 5 o 6 años estaba siempre con una pelota, y mis padres me apuntaron al equipo del pueblo.

Jugaste de pequeño en el Cornellà. ¿Cómo fue tu experiencia allí?

La verdad es que fue una experiencia muy bonita. A pesar de ser un niño aprendí muchas cosas allí, cada año jugaba en la máxima categoría. Aparte de eso, como el Cornellà tenía un convenio con el Blackburn Rovers, así que estuve una semana entrenando con ellos, jugué un par de partidos y además hice gol. A raíz de eso me llamó la Selección Catalana, y fiché por el Real Madrid.

Después fichaste por el Real Madrid. ¿Cómo fue jugar para la cantera de uno de los mejores equipos del mundo?

Pues ya te puedes imaginar. Cuando me llamó el Real Madrid también me llamó el Barça después, pero yo tenía claro que quería ir allí porque era el que se había interesado primero y de verdad. Yo era muy pequeño y para mis padres fue difícil, pero decidí ir allí porque quería jugar al fútbol. Estuve 8 años muy muy bonitos, con grandes experiencias. Jugué muchos torneos y me llamó la Selección Española, así que fue muy bonito. Pude vivir el día a día con gente como Roberto Carlos, Zidane, Guti, Solari, De la Red. Una experiencia brutal, teniendo la suerte de debutar con el Real Madrid C y de entrenar con el primer equipo. Los mejores momentos de mi carrera.

Después de una cesión en el Sabadell, fuiste al CF Peralada. ¿A qué se debió ese cambio?

Básicamente por motivos extradeportivos a los cuáles no voy a entrar. Tenía contrato y podría haber hecho un gran año, pero salí un poco forzado. El Peralada estaba cerca de mi familia y era el filial del Girona, de primera división. Fue una buena experiencia, entrenando con el primer equipo y aprendiendo mucho de un gran entrenador como Chicho. Era un año de volver a coger sensaciones y de volver a sentirme importante.

Fichaste por el Recreativo Granada, consiguiendo mucha regularidad. ¿Cómo valoras tu experiencia allí?

Fue una gran experiencia. Desde el primer minuto estuve muy a gusto, a nivel individual un gran año para mi. Entrené con Diego Martínez y estuve en bastantes convocatorias, debutando en Copa del Rey y Liga, y finalmente entrando en Europa League. Si es cierto que con el filial estábamos en puestos bajos, pero si la liga no se hubiese acabado por el Covid, habríamos salido hacia delante.

Te dio tiempo a debutar con el primer equipo. ¿Qué se siente?

Una alegría enorme. Después de tantos sacrificios a nivel personal y familiar, es algo muy gratificante, un sueño desde pequeño. Gracias a todo lo que envuelve al Granada pude hacer ese sueño realidad en el campo del Alavés.

Mario con el Granada. / Fuente: Ideal

¿Por que marchaste al Poznan?

Cuando acabó la liga, yo busqué jugar en una categoría superior, la Segunda División. Por el tema Covid no tuve muchas oportunidades, así que con las ofertas que me llegaron, como de Portugal o Holanda, decidí venir al Poznan, pues confiaban mucho en mi.

No estás jugando mucho. ¿A qué se debe?

Tuve una lesión muy grave a principio de temporada, y fui a Barcelona a operarme y recuperarme. Esta semana he empezado a entrenar con el grupo, y las sensaciones son buenas.

¿Tienes alguna meta a futuro?

Disfrutar del fútbol, y jugar al máximo de nivel el mayor tiempo posible en una de las grandes ligas. Esa es mi ilusión.

¿Algún hobbie aparte del fútbol?

Pasar tiempo con mis amigos y familia. Ahora que estoy en Polonia hago facetime con ellos. También le doy a la Play, y muchas tardes entreno. Depende del día hago unas cosas u otras.

Por último, ¿que mensaje querrías dejar a nuestros lectores?

Que luchen por sus sueños, por difíciles que sean. Que trabajen y mantengan la ilusión, sin hacer tonterías o preocupaciones que no valen la pena.

Mario en su fichaje por el Poznan. / Fuente: Tercer Equipo

Autor: Pablo Triguero

Related posts

El jugador del Dortmund al que el Real Madrid sigue de cerca

alvaroramospulido

Chelsea 2-1 Manchester City | El City no evita el alirón del Liverpool en Stamford Bridge

marcosbraojosrollon

El XI de la jornada en el fútbol internacional

Andy García
A %d blogueros les gusta esto: