Euro 2020 Fútbol Internacional

El once ideal de la jornada 2 de la Eurocopa

Ya estamos a mitad de camino en la fase de grupos, y varios conjuntos han certificado su clasificación, otros se la juegan en el tercer encuentro y tan solo uno, Macedonia del Norte, ha dicho adiós al torneo. 27 goles se han marcado en esta segunda jornada, más de uno clave para las aspiraciones de distintas selecciones. Después de 12 partidos, estos han sido los jugadores más destacados:

Imbatible hasta el momento

De nuevo, Olsen se hizo grande en un encuentro clave para las aspiraciones suecas en esta Eurocopa. Varias paradas del guardameta del Everton dejaron a Eslovaquia a cero, pudiendo así la selección blagult sumar su primera victoria y encaramarse a lo alto de la clasificación del grupo E.

Contundencia y eficiencia

Gran parte de las victorias se debe al enorme trabajo defensivo de los distintos combinados nacionales. Esta vez son cinco los futbolistas que conforman la zaga, con alguna que otra sorpresa. Alemania consiguió sus tres primeros puntos en el campeonato, y mucha culpa recae sobre los carrileros. Kimmich en el derecho y Gosens en el izquierdo desesperaron a sus marcadores y percutieron tantas veces como quisieron por los costados. El del Bayern provocó el segundo gol en propia de Portugal y asistió en el cuarto, mientras que el del Atalanta fue protagonista en tres de los cuatro goles, anotando uno y participando en dos.

Dumfries actuó como lateral derecho en defensa de cuatro, pero sus recurrentes incursiones y su enorme trabajo en ataque hicieron que viese puerta por segundo partido consecutivo, llevándose posteriormente el MVP del partido, el segundo en dos partidos. Acompañan al del PSV el escocés Hanley, que impidió el gol inglés en un muy completo encuentro, y Fiola, que hizo saltar por los aires todos los pronósticos cuando adelantó a Hungría ante la todopoderosa Francia en un partido que acabó en empate.

Calidad y mucha presencia ofensiva

El centro del campo es la zona donde se fraguan las acciones ofensivas y es donde se hace primordial el último pase para finalizar las jugadas. De esto saben mucho los cuatro hombres que forman la sala de máquinas de este once. Italia, una de las mejores selecciones hasta el momento, venció de nuevo de forma contundente con un claro protagonista: Locatelli. El del Sassuolo se puso el mono de llegador y marcó dos de los tres goles de la selección azzurra ante Suiza. Uno de los mejores centrocampistas en el panorama futbolístico debutó en la competición, y lo hizo jugando unos minutos espectaculares. De Bruyne asumió el liderazgo del combinado belga y consumó la remontada del conjunto de Roberto Martínez con una asistencia y un gol, un tanto que clasificó a Bélgica a la siguiente fase.

Uno de los acompañantes es Ramsey, que junto a Bale formaron una sociedad imparable para destrozar a la fortaleza turca. El de la Juventus anotó el primero de los dos goles de Gales y posteriormente se llevó el MVP del encuentro tras una actuación estelar. El otro es Miranchuk, que se cargó a las espaldas todas las responsabilidades rusas y vio puerta en un muy buen gol para mantener vivo al conjunto de Cherchesov.

El resurgir más esperado

Era el momento, y apareció cuando más se le necesitaba. Gareth Bale lideró a la selección galesa en el encuentro ante Turquía para prácticamente certificar el pase a octavos de final. El ahora jugador del Real Madrid originó una conexión imparable con Ramsey, al que asistió en el primer tanto, y en la última jugada, asistió en el segundo gol para alegría de los galeses.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: