Euro 2020 Fútbol Internacional

El once ideal de la jornada 1 de la Eurocopa

Llegó a su fin la primera jornada de fase de grupos de la Eurocopa, con sorpresas, partidos igualadísimos y muchos, muchos goles. 29 tantos se han marcado en este inicio de campeonato, algunos de ellos decisivos y más de uno de muy bella factura. Las selecciones han presentado sus credenciales en este comienzo, y once han sido los futbolistas que han destacado en la apertura de competición.

Un portero que amargó a todo un país

Robin Olsen se convirtió en el máximo protagonista del España-Suecia. El guardameta del Everton hizo paradas de todo tipo para evitar el gol de la selección de Luis Enrique, dos de ellas espectaculares ante Dani Olmo y Gerard Moreno. El empate para Suecia fue bueno, y gran parte de culpa tuvo Olsen, que secó a España para dejar el grupo E muy vivo.

Defensas que deciden partidos

Los cuatro defensas aquí elegidos han demostrado su capacidad goleadora y sus dotes para decidir encuentros atascados y cerrados. La protagonista aquí es Austria, con dos jugadores representantes. Lainer, que anotó uno de los tres goles de la selección austriaca, y Alaba, que desatascó el encuentro con una asistencia prodigiosa a Gregoritsch para desempatar el encuentro, fueron claves para conseguir la primera victoria de la historia del combinado austriaco en la Eurocopa.

La defensa la completan Skriniar, que anotó el tanto del triunfo de Eslovaquia en el encuentro ante Polonia, y Uronen, que asistió a Pohjanpalo en el gol finés, dando así al combinado de Kanerva la primera victoria en su primer partido de la historia en Eurocopa.

Un mediocampo muy rocoso y muy técnico

El centro del campo está plagado de técnica y potencia, con tres futbolistas que han brillado en sus comienzos en la Eurocopa. Empezamos con el que abrió el melón de la Eurocopa con su selección. Se trata de Barella, futbolista del Inter y de la selección italiana que firmó un partido casi perfecto en la contundente victoria de la Azzurra ante Turquía.

Sus dos acompañantes demostraron su capacidad física y su fortaleza ante partidos complicados e igualados. Wijnaldum, futbolista de Países Bajos, apareció en todas las áreas del campo como si de un todocampista se tratase, completando ese esfuerzo titánico con un gol que abrió la lata del definitivo 3-2 para los de Frank de Boer. Pogba, futbolista de Francia, al igual que Wijnaldum, recorrió muchos kilómetros y lideró el centro del campo galo, y pese a que no vio puerta, dio el pase a Lucas Hernández que provocó el tanto en propia puerta de Hummels y el 1-0 final.

El gol lo llevan en la sangre

Son los tres pichichis del campeonato hasta el momento, y es que sus actuaciones con sus respectivas selecciones han destacado, ayudando con sus goles a ganar partidos. El primero de ellos es Schick, futbolista de la República Checa que se marcó uno de los mejores partidos de su carrera, anotando dos goles, uno de ellos desde el centro del campo, para darle al combinado checo la primera victoria en el primer partido.

Los otros dos futbolistas están más que familiarizados con el gol y con el peso para decidir partidos. Lukaku, líder de Bélgica tras la ausencia de De Bruyne, anotó un doblete en la holgada victoria ante Rusia, y Cristiano Ronaldo, el principal baluarte de la selección lusa, marcó dos goles en los minutos finales ante Hungría y se convirtió así en el máximo goleador histórico de las Eurocopas con 11 dianas, superando a Platini con 9.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: