Crystal Palace 0-7 Liverpool | Goleada histórica para afianzar el liderato

El flamante líder y campeón de la Premier League viajaba a un campo que siempre es difícil como es Selhurst Park. Los «reds» buscaban afianzarse en esa primera plaza y aumentar ventaja respecto a sus perseguidores. En frente un Crystal Palace que ya sumaba tres partidos sin conocer la derrota, entre esos partidos un meritorio empate ante el Tottenham. Zaha, Guaita y compañía se convertían en una gran amenaza para el Liverpool.

El equipo de Klopp siempre sale al campo con ganas de dominar, y en Selhurst Park no iba a ser diferente. Alexander-Arnold filtraba un balón dentro del área para Mané, el senegalés encontró a Minamino en el área pequeña, y el nipón buscó el hueco para poner el balón fuera del alcance de Guaita. Klopp apostó por el asiático dejando fuera a Salah, y Minamino no desaprovechó su oportunidad.

Tras unos quince minutos de dominio «red», el Crystal Palace empezó a encontrar huecos en la defensa del Liverpool. Un impreciso Ayew falló dos pases claves para dejar solo a Zaha y Schlupp, pero luego el propio delantero la tuvo de cabeza tras una falta de Milivojevic. El equipo londinense empezaba a desaprovechar sus oportunidades ante el líder de la liga.

Cuando desaprovechas las oportunidades aparecen los mejores jugadores del Liverpool. Firmino se vistió de «10» tras varios rechaces en la frontal del área. El brasileño recogió el balón para filtrar el balón a Mané, el senegalés se vistió de «9» y con un control propio de fútbol sala remataba para colocar el segundo del equipo de Klopp. A falta de un minuto para el descuento, en un gran contragolpe del Liverpool llegaría el tercero. Robertson llevó la batuta y colgó un balón al punto de penalti para que Roberto Firmino libre de marca consiguiera el tercero para los «reds». El equipo de Klopp con tres pequeños zarpazos colocaba un marcador abultado al término de la primera parte.

El Liverpool empezó el segundo acto como acabó el primero. Keita encontró la incorporación de Alexander-Arnold por el carril derecho, el lateral dentro del área no encontró opción de disparo, pero vio la llegada de Henderson desde la frontal del área, y el capitán la colocó en la escuadra para el 0-4. La goleada de los «reds» pudo ir «in crescendo», Mané la mandó fuera y Minamino también tras dos ocasiones bastante claras. Pero otro contraataque aumentaba la ventaja, Salah dejaba solo a Firmino y el brasileño la picaba por encima de un desesperado Guaita. El 0-5 subía al marcador y Hodgson se desesperaba en el banquillo ante la incapacidad de su equipo.

El recital del Liverpool seguía su curso, ya que a falta de diez minutos iban a aumentar la goleada. Alexander-Arnold colgaba un córner que cabeceaba Matip, el balón lo encontró el más listo de la clase en el área pequeña y Salah volvía a cabecear para poner el sexto. Pocos minutos después el egipcio se inventó una obra de arte, la jugada típica del extremo del Liverpool. Salah arrancó en la derecha buscó su zurda y desde la frontal soltaba un latigazo que se colaba por la escuadra de la portería de Guaita.

El Liverpool se llevó el partido con una goleada muy abultada por 0-7. El equipo de Klopp daba un golpe sobre la mesa para aumentar su liderato en Selhurst Park. Un impreciso Crystal Palace sucumbió ante la gran efectividad de los «reds» que ganó el partido con una goleada histórica.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: