Alavés Celta Liga Santander

Brais hace volar al Celta

La Liga Santander | Jornada 14 | Estadio Abanca-Balaídos
Brais Méndez (19′, 80′)

Victoria del Celta de Vigo ante el Deportivo Alavés por dos goles a cero gracias al doblete de Brais Méndez. El encuentro correspondiente a la jornada 14 de LaLiga Santander se saldó con la cuarta victoria consecutiva del club gallego que goza de un estado de forma espectacular tras la llegada del nuevo entrenador Coudet. Los celestes fueron superiores durante la mayoría del encuentro y estuvieron acertados en las pocas ocasiones que tuvieron, lo que les permitió hacerse con los tres puntos.

El partido comenzaba muy movido y con diversas ocasiones en ambas áreas. No obstante, el centro del campo del Celta no tardó en empezar a dominar y meter al Alavés atrás gracias a una muy buena circulación de balón y una gran presión ofensiva. Fruto del notable dominio llegaría el primero del encuentro. Renato Tapia, que hizo un partidazo, abrió el balón para Lucas Olaza que se encontraba solo en la banda izquierda. El centro medido del uruguayo lo remató Brais Méndez de cabeza en una muy mala acción defensiva del Alavés. El balón acabaría en las redes sin que Pacheco pudiera hacer mucho, poniendo el 1-0 en el marcador.

Joselu cediendo un balón ante Olaza | Fuente: Twiter @RCCelta

Tras el gol, el conjunto vigués supo leer la situación y consiguió que pasara poco más en lo que restaba de primera mitad. Lo único destacado, además, no sería ni mucho menos una situación agradable para los vitorianos. Rodrigo Ely se retiraba en camilla entre lágrimas después de un mal apoyo con la rodilla en una acción que tenía muy mala pinta y por la que se tendría que marchar sustituido por Tachi.

En el segundo tiempo, el Alavés salió a morder y consiguió apretar mucho al Celta y ponerlo contra las cuerdas. De hecho, tuvieron dos ocasiones muy claras, creando peligro sobre todo desde el balón parado. La más clara de ellas sería para Joselu, cuyo remate detuvo Rubén Blanco con una parada espectacular. No conseguía salir el Celta del área en la que estaba siendo completamente asediado por los de Pablo Machín.

Celebración del segundo gol del Celta | Fuente: Twitter @iF2is

A pesar de ello, el club celeste fue capaz de sufrir y en la primera vez que lograron salir de la presión albiazul consiguieron el gol de la tranquilidad. El Celta hiló una buena jugada que acabaría en las botas de Iago Aspas en la banda izquierda. El de Moaña hizo de las suyas y le puso un centro preciso a Brais Méndez para que este solo tuviera que empujar el cuero y hacer el 2-0. El gol le hizo mucho daño al Alavés ya que llegó cuando más parecían apretar. Asimismo, el Celta tampoco se preocupó en exceso por aumentar la ventaja que ya tenían, por lo que poco más sucedió en los minutos restantes.

Victoria relativamente cómoda del equipo de Coudet que permite ampliar su racha de partidos ganados a 4, algo que no le sucedía hacía ya 6 años, cuando Luis Enrique aún era el entrenador. El Deportivo Alavés, por su parte, suma una mala racha y tendrá que mejorar si quiere alejarse de los puestos de descenso que ya tiene muy pero que muy cerca.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: