Liga Santander Premier League

Burnley 1 – 1 Arsenal | Xhaka regala un empate

Burnley y Arsenal llegaban necesitados. El equipo local quería sumar puntos y huir de la zona de descenso. El conjunto de Arteta, por otra parte, llegaba con la esperanza de ganar y poder acercarse a la zona europea. Si bien Arsenal fue superior, Xhaka hizo un error de bulto para regalar un punto que sabe a oro para Burnley, pero se queda corto para Arsenal.

Aubameyang hace el primer gol. / Fuente: Imago

El encuentro empezaba muy de cara para el conjunto visitante, el Arsenal de Mikel Arteta. En el minuto 6, Willian asistía a Aubameyang, que con un derechazo en el área ponía el 0-1 bien temprano. Parecía que iba a ser coser y cantar, pero el partido se complicó.

Si bien el Arsenal lo siguió intentando para sumar más goles, el Burnley se supo defender perfectamente. No generaba excesivo peligro en el área de Leno, pero intentaba salir a contra ataque y estaba ordenado en defensa. Arsenal mantenía la posesión y se acercaba a tres cuartos, pero no llegaba con claridad al área. De forma inesperada, en el 40, Wood hacía un gol que no se esperaba ni él. Xhaka, sin una gran presión, despejaba de forma incomprensible un balón, chocando en Wood y entrando en la portería. Llegábamos al descanso con un 1-1 que no se esperaba nadie por el juego visto. Por cierto, os dejamos aquí con el gol: https://aficiondeportiva.com/el-error-del-ano-en-la-premier-league/

Willian se lleva un balón / Fuente: Imago

El segundo tiempo fue un absoluto espectáculo. El Arsenal se volcó arriba pero la fortuna, la defensa del Burnley, y la falta de acierto, se cebaron con el club londinense. Nick Pope hizo un gran encuentro, pero hubo dos ocasiones increíbles para el Arsenal. En el 83, con todo el equipo volcado al ataque, Saka ponía un balón a Pépé, pero ocurría algo increíble. Pope estaba descolocado, Pépé remataba solo, pero Pieters aparecía y ponía su físico en juego. El balón se estrellaba en su hombro, y el colegiado lo expulsó y señaló penalti. Pero el VAR lo revisó y corrigió la acción. El Arsenal la había tenido y se le escapaba de las manos.

Pero la desesperación absoluta llegaba en el 93. Saka remataba un balón muerto en el área y la defensa lo sacaba bajo palos, el rebote llegaba a Ceballos y estampaba el balón al palo, y Marí volvía a chutar pero se encontró con el cuerpo de Jay Rodríguez. El encuentro acababa 1-1 para desesperación gunner.

Saka centra un balón. / Fuente: Imago

Con este resultado, el Burnley respira algo más tranquilo y se empieza a alejar de la zona roja. Arsenal, por su parte, sigue muy lejos de Europa, y sus aspiraciones empiezan a tambalearse.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: