Atlético de Madrid 2-0 Betis | Victoria y a seguir

El Atlético de Madrid se ha impuesto por dos tantos a cero al Betis en el Wanda Metropolitano (Llorente 46´; Suárez 91´). Los rojiblancos mantienen el invicto en Liga y suman tres nuevos puntos a sus casilleros tras una segunda parte donde el dominio rojiblanco ha sido la tónica dominante.

Los rojiblancos celebrando el segundo tanto del encuentro / Fuente: Twitter @iF2is

Volvía el fútbol a un Wanda Metropolitano que acogía el encuentro entre colchoneros y verdiblancos correspondiente a la séptima jornada de la competición liguera. Los locales buscaban olvidarse del rodillo bávaro que les goleó en el debut en Champions y pretendían sumar una nueva victoria que les aupase en la tabla de clasificación. El Betis, su rival, llegaba a la capital madrileña con la intención de recuperarse de la dura derrota sufrida ante la Real Sociedad en el Benito Villamarín.

Comenzaba el encuentro y los de Pellegrini se adueñaron de la pelota y empezaron a desarrollar su habitual plan de juego, la posesión del balón y el desplazamiento continuo para encontrar los huecos necesarios para llegar a la meta defendida por Jan Oblak. El Atlético, era incapaz de hacerse con el control del balón y se mantenía por detrás de la pelota a la espera de algún robo para poder lanzarse al contragolpe.

Alguna opción tuvieron los colchoneros en los pies del uruguayo Luis Suárez para ponerse en ventaja, pero no hubo suerte y las oportunidades no encontraron portería. Sufrían los de Simeone que veían como su rival era superior y veía como les imposibilitaba desarrollar su juego con el balón gracias a la espléndida presión y a la dificultad para arrebatar balones a los jugadores béticos.

Fekir conduciendo un balón ante la atenta mirada de Correa / Fuente: Twitter @RealBetis

Dominio verdiblanco en la primera mitad, pero un dominio de pelota porque las ocasiones de los visitantes no inquietaban a un Oblak dispuesto a frenar las acometidas de sus oponentes cuando fuese necesario. Se llegaba al descanso y la única nota positiva para el Atleti era la actuación de Marcos Llorente, en cambio Trippier seguía siendo el punto de mira para buscar el ataque por parte del equipo rival como ante el Bayern, Lemar volvía a ser Lemar y Hermoso de lateral estaba perdido y fuera de sitio en la mayoría de las ocasiones.

A la vuelta de vestuarios Simeone movió ficha e introdujo al que más destaco en el Allianz Arena, Yannick Carrasco y junto a él entró Herrera, Lemar y Torreira fueron los sacrificados. No tardó en ponerse de cara el partido para los rojiblancos, en el minuto 46, tras un saque de banda de Hermoso, Llorente hacía gala de su electricidad para superar a Mandi y batir a Claudio Bravo por el palo corto.

Marcos Llorente, el jugador del partido / Fuente: Twitter @iF2is

Tan solo un minuto después de haber arrancado el segundo tiempo se adelantaba un Atlético que había sido superado por los béticos en la primera mitad y que, sin embargo, ahora se encontraba por delante en el marcador. A los visitantes les tocaba reaccionar y estuvieron cerca, pero el cuatro veces Zamora de la competición les cerraba la puerta a cualquier reacción tras un mano a mano en el que el esloveno salía victorioso en detrimento de Sanabria.

Lo acontecido después fue algo completamente inesperado después de haber visto los primeros 45 minutos. Los rojiblancos dieron una exhibición y los de Pellegrini sufrían el aluvión de juego desplegado por los locales, las ocasiones no cesaban y entre Bravo y el poste lograban que el partido continuase abierto.

Jan Oblak, el encargado de frenar las llegadas verdiblancos / Fuente: Twitter @Atleti

Simeone daba entrada a Joao Félix, nueva suplencia del luso que está siendo cuestionado por sus actuaciones en este inicio de temporada. Y pronto se iban a asociar el portugués y el belga para generar un mayor peligro en ataque, tanto es así que de las botas de Joao iba a salir el pase que acabaría en la expulsión de Montoya, por ser el último hombre, tras derribar a Carrasco.

El encuentro se encaminaba a su recta final y el Betis, con un jugador menos, se volcaba en busca del empate. Los huecos eran evidentes y en los contragolpes locales estaba la sentencia. Sin embargo, Yannick desperdiciaba un mano a mano con el chileno Claudio Bravo que continuaba dando alas a los suyos. Minutos más tarde el propio Carrasco se marchaba del terreno de juego lesionado, al parecer por una lesión muscular y, en un tramo exigente de la temporada para el Atlético, los colchoneros pierden a una de sus mejores piezas en este inicio de curso.

Finalmente llegaba la sentencia del partido, en el minuto 91 Luis Suárez anotaba el segundo gol para certificar la victoria rojiblanca y dejar la esperanza del empate para el Betis en una simple esperanza.

Nuevo gol para la cuenta personal de Luis Suárez / Fuente: Twitter @Atleti

Cuarto tropiezo para un Betis que se marcha tocado de Madrid, muy superior en la primera mitad pero incapaz de generar gol a pesar del evidente dominio. Mucho que mejorar para los de Pellegrini de cara al próximo encuentro ante el Elche en el Villamarín.

Por su parte, el Atlético continúa invicto esta temporada y, si lograse alzarse con la victoria en las jornadas aplazadas, se convertiría en el líder de la Liga. A pesar de no mostrar muy buenas sensaciones los de Simeone no han empezado mal la temporada y con el partido de hoy ya son 21 partidos consecutivos de Liga sin perder, la mejor racha en la historia del club.

Autor: Víctor Sampedro

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: