Copa del Rey Fútbol Español

Athletic Club 0-1 Real Sociedad: El País Vasco se tiñe de blanquiazul

Esta final de Copa prometía ser histórica. Dos equipos vascos se veían las caras en un partido que pasaría a la historia por enfrentar a dos equipos vascos. Si bien el juego mostrado no ha sido precisamente majestuoso, Oyarzabal desde los once metros le ha dado la Copa del Rey a la Real Sociedad.

Yuri da un pase en largo. / Fuente: Imago

El partido empezaba con un gesto que siempre llama la atención en las finales: Muniain tocaba la Copa antes del inicio del partido. Así fue cómo empezaba el partido, con estilos de juego distintos. El equipo de Marcelino jugaba en largo, con balones que buscaban las espaldas de los defensas y explotar la velocidad de Iñaki Williams. La Real Sociedad, en cambio, buscaba un juego mucho más asociativo y horizontal, liderando el navío David Silva y Mikel Merino. Sobre todo destacar el nombre de este último, que hizo un partido sublime.

Los primeros compases del encuentro fueron del Athletic de Bilbao, que buscaba desequilibrar por banda y hacer daño por medio de Williams. Pero no fue el partido del delantero español, que estuvo algo espeso y no se aclaraba con el balón en los pies.

Con el paso de los minutos, surgieron las figuras de Silva y Merino, que pusieron algo más de temple y calma, con posesiones largas que bajaron las pulsaciones del Athletic de Bilbao. Llegábamos al descanso con un buen juego de la Real y unos buenos primeros minutos de los de Marcelino, pero sin ocasiones claras.

Gorosabel se lleva un balón. / Fuente: Imago

La segunda parte empezaba con polémica, y mucha. Íñigo tocaba con la mano un balón dentro del área, pero con el cuerpo fuera del área. Tras consultarlo con el VAR, el árbitro dictaminó falta fuera del área, algo que parecía erróneo y que la Real reclamó airadamente. Sin duda, dará que hablar, pero al menos no ha condicionado al ganador de la Copa. En ese caso, el revuelo sería mil veces mayor.

Se recuperó la igualdad de ambos equipos, pero llegó la jugada crítica. En el 60, Íñigo era expulsado tras un penalti algo innecesario a Portu, pues parecía que si llegaba al balón centrado hubiese sido muy forzado. El árbitro rectificó su decisión tras consultarlo con el VAR, pues aunque mantuvo el penalti, cambió la roja por la amarilla. Bien rectificado por parte del colegiado.

Y Oyarzabal no perdonó. Zapatazo a la izquierda para hacer el 0-1. Un gol muy celebrado por los jugadores de la Real, pero Oyarzabal se mantuvo frío y sereno, consciente que aún quedaba muchísimo encuentro que disputar. Pero el Athletic que bloqueó y no encontró su hueco en ningún momento. La Real supo mantener la posesión y calmar el encuentro, y el Athletic no jugó una buena segunda parte, con un juego lento y trastabillado, muy distinto al visto en otros partidos con Marcelino al mando.

Tras 8 minutos de añadido, la Real Sociedad se llevaba el encuentro con un ajustado 0-1, ganando la ansiada Copa del Rey. El equipo de Imanol ha salido ganador en este histórico encuentro.

Protestas de Portu en el penalti. / Fuente: Imago

Autor: Pablo Triguero

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: