Athletic Club Barcelona Copa del Rey Fútbol Español

Athletic Bilbao 0-4 FC Barcelona: Cuando Messi quiere, Messi gana

Se veían las caras Athletic Bilbao y FC Barcelona en la Cartuja, con la intención de llevarse esta edición de la Copa del Rey. El equipo de Marcelino ya perdió hace unas emanas la final de Copa del año pasado, y no quería repetir destino. Por parte de los de Koeman, querían sumar un título a su vitrina tras dos años convulsos en ‘Can Barça’. Pero para desgracia de los vascos, han sido los catalanes quienes se han alzado con este trofeo, tras una exhibición de Leo Messi.

Imago

El encuentro empezaba con un FC Barcelona muy superior, que se hizo con el balón. Y fue algo que se sucedió en el partido, pues la primera parte acabó con un 83% de posesión para los blaugranas. En el minuto 4, De Jong estrella el esférico al palo, dando el primer aviso el FC Barcelona. Muy cómo el equipo capitaneado por Messi, que jugaba con tranquilidad, teniendo enfrente un Athletic Bilbao que parecía que tenía algo de miedo.

Las ocasiones del Barça se sucedían, sobre todo en la primera media hora de partido. El más activo fue, sin duda, Messi, que tubo varias ocasiones. También jugaba muy bien De Jong, tanto ofensiva como defensivamente. Pero el trabajo defensivo no fue algo que preocupara en exceso, pues los de Marcelino dieron varios pasos atrás y no quisieron jugar el balón.

Llegábamos al descanso con un FC Barcelona muy superior, pero que los últimos quince minutos no pudieron generar un excesivo peligro, debido a que los vascos se encerraron atrás.

Imago

La segunda parte fue un auténtico show, con todas las letras. El FC Barcelona avisaba con una ocasión de Griezmann en el minuto 48, pero fue el francés quien abrió el marcador. De Jong centraba raso desde un lateral en el minuto 60, y el ex de la Real Sociedad empujaba el balón al fondo de la red. 0-1 y el Athletic se vino abajo.

Y otro golpetazo del Barça en el minuto 63. De nuevo apareció De Jong, uno de los mejores jugadores de la final. Centro lateral de Jordi Alba al segundo palo, donde estaba el holandés para cabecear a placer. 0-2, pero esto no había acabado ni mucho menos.

5 minutos hasta que Messi apareció. En el 68, otra vez De Jong asistía a Messi, que metió un golazo tras regatear a Ñúñez. El argentino hace fácil lo difícil.

Y poco más necesitó el Barça para hacer el 0-4. Jugada entre Griezmann y Messi, que caía en las botas de Jordi Alba para asistir al de Rosario. Casi al final del partido, Griezmann volvía a marcar, pero era anulado por fuera de juego. El partido acababa 0-4, con un FC Barcelona muy superior que no dejó jugar a los de Marcelino, que han perdido dos finales seguidas.

Autor: Pablo Triguero

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: