Fútbol Internacional

Aly Dia: El mayor timador de la historia del fútbol

Han pasado unos 25 años desde que Aly Dia debutara con el Southampton. Corría el año 1996 y los ‘Saints’ pasaban por una crisis de resultados, así que decidieron confiar en Aly Dia. ¿Pero quien es este jugador? A día de hoy, sigue siendo un interrogante.

Aly Dia saltando al campo. / Fuente: 20minutos

El equipo dirigido por Graeme Souness no iba muy bien en Premier. Merodeaban los puestos de descenso y la plantilla estaba bajo mínimos debido a las múltiples lesiones. Faltaba poco tiempo para enfrentarse al Leeds United, un partido clave para poder escalar algunos puestos y huir de la zona roja. De repente, el teléfono de Souness sonó; era George Weah, balón de oro en esa época. La razón de la llamada era para ofrecer a su primo Aly Dia, de 31 años, un muy buen jugador senegalés según el propio Weah. Souness no lo conocía de nada, pero aceptó hacerle un contrato de prueba. La ‘leyenda’ de Aly Dia había comenzado.

El primer entreno del nuevo jugador del Southampton en el club fue el viernes, y el partido se disputaba el sábado. Sus compañeros se dieron cuenta de su resistencia y velocidad, pero no gozaba de una gran calidad futbolística. Eso sí, el entrenador recalcó su amabilidad y educación.

Aly Dia en su debut. / Fuente: Solent News & Photo Agency

Nadie contaba para Aly Dia en el partido del próximo día, pero para sorpresa de todo el mundo, fue convocado. No sólo eso, sino que en el minuto 32, Matt Le Tissier, ídolo de la afición, se lesionó, dando entrada a Aly Dia. Había otros jugadores con más calidad en el banquillo, pero el técnico se fiaba de la palabra de George Weah, así que con el dorsal 33, Dia saltaba al campo.

Al minuto de entrar, Aly Dia tuvo un uno contra uno, que el guardameta paró. ¿Qué hubiese sido de esta historia si hubiera hecho gol? Será una incógnita. A partir de ahí, el partido de Aly Dia fue esperpéntico, llegando a ser de nuevo cambiado por Souness. El partido se perdió, pero por suerte el club no descendió. El jugador (por llamarlo así) fue definido por todos como un ‘pollo sin cabeza’, ya que corría sin sentido y sin razonar.

El problema llega cuando, el día después, el futbolista desapareció. Y no de forma metafórica. Literalmente nadie sabe de su paradero, y obviamente la llamada de George Weah nunca fue hecha por la estrella del PSG, sino por el mismo. Aly Dia fue un estafador que cumplió el sueño de muchos; jugar unos minutos en la Premier League.

Aly Dia contra el Leeds United. / Fuente: Sky Sports

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: