Afición Deportiva
Image default
Fútbol Internacional

Al-Ahly 0-2 Bayern München | Lewandowski no se despeina

La batalla de David contra Goliat no se saldó como en la historia bíblica. El Bayern no tuvo miramientos en ganar a un Al-Ahly que, pese a que no dominó en ningún momento, atascó al equipo bávaro e intentó algunas entradas al área, por otro lado infructuosas. El pase a la final del Mundial de Clubes no ha sido un regalo precisamente para el equipo de Flick. El conjunto egipcio supo perfectamente como actuar, atascando el centro del campo y cerrando las bandas para intentar frenar la velocidad alemana.

Partido entre Al-Ahly y Bayern / Fuente: ESPN

Si bien el Bayern no tocaba cómodo en tres cuartos, si que lo intentaba asiduamente con balones colgados, llegando así el gol. En un chut lejano de de Coman, el balón cae en los pies de Gnabry, que cede el balón a Lewandowski. Con los defensas en el suelo y el portero abatido, hizo a placer el 0-1 en el minuto 17.

Hubo momentos dubitativos del Al-Ahly después de encajar el primer tanto, cosa que percibió el Bayern. Roca lo intentaba de lejos, y tuvo otra pocos minutos después que no pudo aprovechar, pues el balón llegaba manso a las manos del guardameta rival.

En el minuto 27, Maaloul dejaba su sitio a Ibrahim debido a problemas musculares. El cuadro egipcio parecía que acumulaba problemas, pero su esquema seguía siendo claro. Los balones no circulaban con fluidez por el centro del campo, y los ataques del Bayern se basaban en disparos lejanos o centros al área, con un Gnabry con mucho protagonismo.

En el minuto 36 el polaco lo tenía para poner el segundo, pero falló incomprensiblemente con una vaselina que se fue alta. Aparte de eso, hubo muy poca acción después del gol.

Lewandowski celebrando un gol / Fuente: Marca

La segunda parte fue un monólogo bávaro, con constantes centros y disparos lejanos que demostraban la solidez defensiva que transmitía el Al-Ahly. Los cambios se sucedian en ambos equipos, con intenciones distintas. El cuadro egipcio hacía cambios para paliar la fatiga de sus jugadores, muy mermados debido a los constantes contra ataques que pretendían montar, y el repliegue posterior por tal de mantener la línea defensiva necesaria para no desmoronar el castillo de naipes.

Pero ese castillo fue tumbado con un cabezazo de Lewandowski en la recta final. Con un centro de Sané por la derecha, el polaco no perdonó y mandó el esférico al fondo de la portería. El equipo egipcio se desmoronaba anímicamente, dejando en vano su esfuerzo. El Bayern respiraba aliviado y se prepara para la final que lo enfrentará contra Tigres.

Neuer celebrando la victoria / Fuente: ESPN

Related posts

Así fue el sorteo de la Champions

Borjapascual

Lautaro Martínez deja de ser intocable para el Inter

victorsampe13

OFICIAL: Alaba ficha por el Real Madrid

alvaroramospulido
A %d blogueros les gusta esto: