Fútbol InternacionalPremier League

Leeds United 2-2 West Ham: nadie contento en la »Batalla de Elland Road»

Ninguno de los equipos consigue llevarse los tres puntos en un encuentro muy duro

Duelo de necesidades en Elland Road. El Leeds veía muy de cerca los puestos de descenso, mientras que el West Ham estaba en la penúltima posición por lo que tenían que sacudirse los miedos y encarar este encuentro como una posibilidad vital de coger oxígeno y poder mirar a una zona tranquila de la tabla.

El Leeds da el primer golpe y Paquetá iguala el marcador

Empezaba más fuerte el West Ham, que se lanzaba al ataque con tal de adelantarse en el marcador. Aún así, el equipo dirigido por David Moyes no estaba excesivamente acertado, y el duelo se puso intenso y físico en la primera media hora. El balón, atascado en el centro del campo.

Y apareció el Leeds United para poner la puntilla. Summerville centra desde la banda y controla dentro del área Gnonto. El ariete italiano remata al lado derecho de la portería, donde nada podía hacer Fabiánski. Se adelantaba el Leeds en el minuto 27.

Se vino arriba el Leeds después del primer gol, buscando el segundo con un gran ambiente en las gradas de Elland Road. En el 31′, Gnonto volvió a intentar buscar el segundo gol con un remate dentro del área, pero Fabiánski atajaba el tiro.

Si bien el Leeds estaba siendo mejor, una falta dentro del área cometida por Strujik daba la oportunidad al West Ham de igualar el partido antes del descanso. Paquetá, desde los once metros, no fallaría, haciendo el 1-1 en el 45′.

Nos íbamos al descanso con un West Ham que empezó mejor, pero que fue opacado por un buen Leeds que cedió al final y encajó un tanto que hizo que se pusiese el empate en el luminoso.

Fabiánski, salvador

A los pocos segundos de iniciar el segundo tiempo, Scamacca aprovecha una salida errática de balón de los locales para, con un derechazo brutal lejano, poner el 1-2. Un auténtico golazo de ‘killer’ que veremos si sirve para ahuyentar a los fantasmas que atormentan al ariete italiano. Celebración llevándose las manos a los oídos.

Viviríamos, en los próximos veinte minutos, una auténtica batalla campal. Faltas, patadas, agarrones, y un juego gris por parte de ambos equipos solamente iluminado por un jugador: Lucas Paquetá. El brasileño aportaba algo de luz y de juego en un ambiente totalmente guerrillero.

Apareció Rodrigo para levantar a Elland Road. En el 69′, el ex del Valencia se giraba dentro del área y remataba raso, donde el guardameta polaco no pudo llegar. Estallaba la afición de entusiasmo, viendo que su equipo igualaba el marcador y se podía volver a poner por delante.

En el 77′, a punto estaba el español de dar una nueva alegría a los suyos. Mano a mano con Fabiánski, rematando centrado, alto y fuerte el canterano del Real Madrid. El cancerbero ‘hammer’ sacaba una mano espectacular para mantener el empate.

Apretaba mucho más el Leeds, motivado por su afición y por el hecho de poder ponerse por delante en un partido loco. Se salvó sin saber como el West Ham, ya que en el 86′, Cooper remataba un córner a las mil maravillas, pero Antonio sacaba el balón de debajo de la línea.

Fabiánski, salvador del West Ham, hacía la parada de la jornada en el minuto 95. Remate de cabeza de Rodrigo, con una mano absolutamente increíble del polaco. Tablas en el marcador y descontento en ambos equipos.

Related posts

Leeds Signs Permanence: The 3 Proper Names

Pablo Triguero

Benevento 1-4 Fiorentina: La Fiore baila al ritmo de Vlahovic

Pablo Triguero

¡Feliz San Valentín! Cinco jugadores enamorados de sus clubes

Pablo Triguero

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: