Mundial 2022

Croacia 2-1 Marruecos: Orsić y Gvardiol consuelan a Croacia con el tercer puesto

Croacia vence a Marruecos 2-1 en el partido de consolación del Mundial de Catar 2022. Los goles de Gvardiol y Orsić contrarrestaron el gol de Dari, haciendo que se vuelvan a casa con una medalla de bronce con sabor a oro.

Primera parte

El partido comenzaba con una Croacia muy presionante en bloque alto que dificultaba mucho la salida de balón marroquí. Bono ponía el susto en el cuerpo de los africanos cuando recibía un balón al borde de la línea de El Yamiq. El portero sevillista, muy confiado en su juego de pies, fallaba al dar el pase y apunto estaba de meter el balón en su propia portería. Marruecos daba los primeros signos de debilidad en todo el Mundial y la defensa estaba haciendo aguas. Una jugada ensayada de los croatas, hacía que Majer pusiese un balón tocado a la cabeza de Perisić y este hacia la de Gvardiol quien metería el balón en la red. Bono no podía volver a salvar a su país. Sin embargo, Marruecos no bajaría los brazos y reaccionaría muy rápido al gol croata.

Una falta en mitad de campo croata sería lanzada por el jugador del Chelsea, Hakim Ziyech. Un balón no muy alto que el jugador de la barrera, Majer, intentaría despejar con la cabeza. El despeje le saldría mal al joven croata que unida a una falta de tensión en la defensa balcánica, haría que Dari rematase solo en el área pequeña. Livaković tampoco saldría a tiempo, y el defensa marroquí metería el balón a la red por debajo de las piernas del guardameta croata. Por el momento, el partido de consolación estaba siendo una completa locura, dos goles en 10 minutos.

A pesar del empate, Marruecos seguía muy dubitativo con balón, apenas conseguía llegar a portería croata y le costaba generar jugadas. Croacia llevaba el dominio del partido y Bono comenzaba a convertirse de nuevo en el salvador de su selección. Primero sería Modrić el que intentaría batirlo, pero el sevillista sacaría una buena mano abajo que disiparía cualquier atisbo de gol. Más tarde sería Perisić el que lo intentaría con un remate de cabeza que se marcharía desviado. Por primera vez en todo el encuentro, Marruecos intentaría salir con alguna combinación, que llevaría a Hakimi hasta línea de fondo que metería un pase atrás que a punto estuvo de rematar En-Nesyri a la portería.

El conjunto africano parecía salir y dominar algo el encuentro. Las ocasiones estaban empezando a caer de su lado. En-Nesyri volvería a ser el protagonista, pues sería capaz de peinar un balón al segundo palo al que no llegaría ninguno de sus compañeros. Ziyech lo volvía a intentar desde fuera, haciendo que Croacia comenzase a meterse algo atrás. Sin embargo, cuando mejor estaba Marruecos, Orsić volvía a dar ventaja a su país. Una jugada larga y que parecía atascarse, llegaba a Orsić y con un toque de primeras exquisito, batiría a Bono por alto y dejaría uno de los grandes goles del campeonato. Un duro golpe para Marruecos, pues el gol llegaría al final de la primera parte.

Una primera parte con un reparto en el dominio del balón, pero que dos flechazos de Croacia le dejaban por encima en el marcador.

Segunda parte

La segunda parte comenzaba con un Orsić que parecía deseoso de sentenciar por completo el partido. Un gran disparo desde fuera que se colaba dentro de la portería de Bono, pero El Yamiq despejaba justo cuando parecía imposible para Bono llegar a parar el balón. Croacia volvía a mandar en el encuentro y Marruecos esperaba su oportunidad para empatar. La plaga de lesiones estaba empezando a cebarse con Marruecos, hasta 2 jugadores, nuevamente los centrales, tendrían que ser sustituidos por lesión.

El partido no estaba teniendo muchas oportunidades a destacar. Prácticamente era un monopolio de pases y pases en el centro del campo que no acababan en ningún lado. Gvardiol estaba completamente desatado y estaba hasta sumándose en repetidas ocasiones al ataque. Un gran pase al hueco sería recogido por el central del RB Leipzig quien recibiría una patada por detrás de Amrabat. El penalti parecía claro, pero el árbitro no compraba la caída. Una vez parado el juego, el VAR parecía revisar la jugada, sin embargo, incomprensiblemente no llamarían a Al-Jassim a revisar la ocasión ante la incredulidad de Gvardiol.

Livaković volvía a convertirse en salvador para Croacia. Un centro al segundo palo que recogía En-Nesyri, el portero del Dinamo de Zagreb achicaba de manera muy rápida al sevillista y le privaba de anotar el gol de empate. Marruecos parecía quedarse sin muchas fuerzas para darle la vuelta al partido y poder llevarse un merecido tercer puesto a casa. Croacia tiraba de veteranía y bajaba el ritmo del encuentro, intentando marear a Marruecos y agotarlo físicamente.

Marruecos intentaba tirar de épica y buscar un gol por un centro, pero no encontraba resultado. Croacia defendía pero parecía cómoda haciéndolo. Apenas había tenido que sufrir ocasiones marroquíes en el encuentro. Con esto se llegaba al final del encuentro. Croacia se llevaba el bronce de Catar.

Ficha técnica:

CRO: Livaković – Stanisić – Sutalo – Gvardiol – Perisić – Kovacić – Majer – Modrić – Kramarić – Orsić – Livaja

Amonestados:

Sustituciones: Kramarić – Vlasić (61′), Livaja – Petkovic (66′), Majer – Pasalic (66′)

Goleadores: Gvardiol (7′)

MAR: Bono – Hakimi – Dari – El Yamiq . Attiat – Amrabat – Sabiri – El Khannous – Ziyech – En-Nesyri – Boufal

Amonestados: Ounahi (69′), Amallah (84′)

Sustituciones: Sabiri – Chair (46′), El Khannous – Ounahi (55′), Dari – Benoun (64′), Boufal – Zaroury (64′), El Yamiq – Amallah (67′)

Goleadores: Dari (10′)

Árbitro: Al-Jassim (Catar)

Related posts

Enzo Fernández, Premio al Mejor Jugador Joven del Mundial

marcosbraojosrollon

Olivier Giroud, de récord

Raúl Delgado Moreno

El gobierno de Irán amenaza a su selección

Pablo Arnao

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: