Atlético de MadridLiga SantanderMallorca

RCD Mallorca 1-0 Atlético de Madrid: Muriqi baila a un Atlético de Madrid destruido

El Atlético vuelve a cosechar una nueva derrota tras un muy pobre partido frente al Mallorca. El conjunto balear realizó un magnífico partido que le llevó a cosechar los 3 puntos e irse al Mundial décimo y con una gran imagen del equipo. Por su parte, el Atlético se va totalmente en crisis y seguramente fuera de puestos de Champions.

Primera parte

El encuentro comenzaba con los dos equipos disputándose la posesión del esférico sin que ninguno de los dos equipos lograsen intimidar el arco de los dos porteros. La primera gran ocasión llegaría tras un excepcional pase de Nahuel Molina hacia Morata. El español, incomprensiblemente, ponía un pase atrás a un Griezmann marcado por dos jugadores cuando tenía una clara ocasión de disparo. El tiro forzado del francés se marcharía desviado por un defensa a córner.

Tras la ocasión del Atlético, el Mallorca comenzaría a querer el balón y a mandar en el encuentro. Kang-in Lee quería el balón y buscaba ser ese jugador que rompiera las líneas de presión atlética. La primera que tuvo, dicho y hecho. Comenzó una conducción que provocó la primera amarilla del partido para Nahuel Molina por un agarrón cuando el coreano aún tenía varios jugadores a los que regatear. Comenzaban a volver a quedar en evidencia las carencias defensivas del argentino.

En una jugada, a priori sin peligro, un disparo desde fuera de Alberto Sánchez, se le escapaba de las manos a Oblak y le caía a un Jaume Costa solo en el área. Nahuel Molina volvía a despistarse en su marca. El valenciano le servía un balón en bandeja a Muriqi, que remataba a placer. Volvían las pesadillas para los de Simeone. Comenzaban perdiendo en Mallorca.

Despistados y cabizbajos, así se encontraba el Atlético tras encajar el gol. Ni un atisbo de rabia demostraban los colchoneros para volver a poner el empate en el marcador. El Mallorca seguía esperando y controlando el partido a su manera, se les veía sumamente cómodos en el encuentro. El Atlético incapaz de pasar esa barrera que Aguirre había tejido con 5 hombres. De Paul, emulando a su compatriota Molina, metería un pase milimétrico al desmarque de Morata, quien esta vez no dudaría y remataría a gol. Pero la alegría dudaría poco en el lado atlético, pues el VAR avisaría a Melero López de que ese gol no iba a subir al marcador. La victoria del Mallorca seguía en el marcador.

Aguantar y esperar los fallos y desajustes defensivos del Atlético. Ese era el plan que de momento le estaba saliendo perfecto a un Mallorca que cada vez crecía más en el partido. Griezmann estaba siendo secado por esa línea de 5 defensas y Baba. Sin el ‘principito’ participando el Atlético es menos fuerte, y eso Aguirre lo sabía. Las alarmas en el Atlético de Madrid saltaban, pues Correa salía a calentar de manera muy fuerte. Sin embargo, Simeone tendría otro plan en mente. La tarjeta amarilla y su mala actuación condenaban a un Nahuel Molina que apenas duraba en el encuentro 30 minutos.

Los nervios y la torpeza se estaban apoderando de los jugadores del Atlético. Felipe salía de zona y le quitaba el balón a Witsel, Carrasco ponía un balón que no se levantaba ni 2 palmos del césped y entre tres jugadores no eran capaz de recoger un balón aéreo. Una falta provocada por De Paul, dejaba una ocasión para Kang-In clarísima, que el coreano estrellaba contra la barrera colchonera. El Mallorca sufriría un contratiempo bastante doloroso, pues Baba se tenía que marchar lesionado lesionado al borde del descanso.

Balón de un lado a otro y sin peligro. Ese sería el devenir de los 15 minutos siguientes del partido por parte del Atlético. Con 2 balones colgados al área que no llegaban ni a esta, se ponía fin a la primera parte. Un Mallorca organizado y con un planteamiento perfecto que contrastaba con un triste Atleti que apenas había incomodado al equipo balear.

Segunda parte

El Atlético parecía no despertar en el encuentro. La segunda parte comenzaba con el Mallorca más cerca de buscar el segundo que el Atlético del empate. Una posesión larguísima del Mallorca que conseguía marear a un Atlético expectante, como si comandando en el marcador estuviera. Muriqi remataría el primer balón del segundo tiempo, en un cabezazo que apenas causaría peligro. Los de Simeone era incapaces de dejar de cometer fallos. En esta ocasión era Reinildo, quien solo se armaría un buen lío y a punto estaría de dejar solo a dos jugadores del Mallorca.

El tiempo corría y el Atlético seguían sin irse a buscar el empate. Tímidos acercamientos de Morata, con un tiro desde fuera, y otro de Carrasco, que para nada ponían en peligro a un desaparecido Rajkovic que apenas había tenido trabajo en el encuentro. Lemar, Koke y Reguilón entraban al césped en dos ventanas diferentes. Simeone buscaba desde el banquillo dar la vuelta a un encuentro que iba encaminado al quinto pinchazo seguido del Atlético.

El Mallorca seguía muy cómodo en el encuentro. Tenían el partido donde deseaban. El balón era de dominio colchonero, dominio que para nada se transmitía en peligro. Los baleares se encontraban con 10 hombres en el área, sabiendo sufrir y esperando su oportunidad. Muriqi estaba siendo clave para los mallorquines. Su presencia, brindaba temple y trabajo tanto en defensa como en la salida de balón. Una verdadera pesadilla para el Atlético de Madrid. Estaba volviendo locos a los colchoneros.

Griezmann parecía el único que lo intentaba en el Atlético. Era la referencia de un conjunto madrileño que sin el francés sufre demasiado. Un gran centro suyo dejaría a Morata con la única tarea de empujar el balón al área. El español sería incapaz de rematar y mandaría el balón a Rajkovic. Inexplicable que Morata no sea capaz de meter ese balón. La réplica del Mallorca sería inmediata. Muriqi seguiría bailando a la defensa colchonera y serviría en bandeja un balón a Amath que con un disparo al centro sería rechazado por Oblak. El esloveno salvaría de nuevo al Atleti.

El partido se estaba volviendo una locura. Desde que Griezmann había caído a banda izquierda, el Atlético estaba comenzando a carburar jugadas en ataque. Primero sería Correa, quien con un giro marca de la casa pondría un balón al corazón del área pequeña que Morata era incapaz de rematar. Nueva ocasión perdida para el madrileño. Sin embargo, no sería la última. Pues Griezmann volvería a centrar un balón de gol a Morata, quien esta vez sí remataría bien, pero Rajkovic haría una parada increíble, de las mejores de LaLiga. A mano cambiada y rectificando la posición del brazo, salvaría un gol prácticamente cantado. Increíble Rajkovic.

Con 6 de añadido por el árbitro y una chilena de Witsel, el partido acabaría. El Atlético no había sido capaz ni de colgar un balón al área en los últimos 3 minutos de partido. Una muy triste imagen de un equipo que debería luchar por el título liguero. De esta forma, cosecharía su quinto partido consecutivo sin conocer la victoria. Este Atlético no es capaz de levantar cabeza.

Ficha técnica

MAL: Rajkovic, González (Russo 91′), Raíllo, Valjent, Copete, Jaume Costa, Baba (Battaglia 45′), De Galarreta, Sánchez (Amath 80′), Lee Kang In (Grenier 72′), Muriqi (Abdón 86′)

ATM: Oblak, Molina (Correa 30′) , Savic, Felipe, Reinildo (Reguilón 69′), De Paul (Koke 69′), Witsel, Carrasco (Lemar 58′), Llorente, Morata, Griezmann

Amonestados: Nahuel Molina (14′), Baba (26′), De Paul (33′), Kang-In (36′), Ruiz de Galarreta (71′), Grenier (93′), Valjent (94′), Correa (96′).

Árbitro: Melero López

Estadio: Visit Mallorca Estadi

Autor: Jaime Villalba Ortega

Related posts

El entorno de Dybala niega el interés del Barça

Pablo Triguero

Luis Enrique y Simeone respiran: Morata ya está recuperado

Jaime Villalba

Eric García sale lesionado y le da a Xavi un nuevo problema

Isabel Cánovas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: