Atlético de MadridLiga Santander

Un Metropolitano irreconocible

La temporada 2022/2023 pinta desastrosa para el Atlético de Madrid. Los de Simeone, eliminados de cualquier competición europea desde el pasado 1 de noviembre y a mucha diferencia del líder de la Liga Santander, ven en la Copa del Rey la competencia clave para esta temporada. Aunque, siendo realistas, es el título que peor se le ha dado a los rojiblancos en estos años. Este curso, además, se añade que cada vez que cada vez que el Atlético de Madrid tiene que jugar como local sea un suplicio en vez de una bendición. Con una afición más dividida que nunca, los rojiblancos no encuentran el apoyo necesario cuando juegan en el Metropolitano.

Sólo tres victorias en nueve partidos

En lo que llevamos de temporada, los de Simeone sólo han conseguido llevarse la victoria en tres de los nueve encuentros celebrados en territorio local, dos de ellos lo hizo con el máximo sufrimiento posible. Ante el Oporto en el primer partido de la Liga de Campeones este año y ante el Girona, los de Simeone triunfaron por dos goles a uno. En el de Champions, el 1-0 llegó en el minuto 90, el empate a 1 en el 95 y el gol de la victoria en el 99.

Ante el Girona, los de Simeone salvaron el doblete de Ángel Correa con las paradas de Jan Oblak ante los intentos de los catalanes por conseguir la igualada. La única victoria cómoda este año en el Metropolitano ha sido ante el Celta de Vigo, dónde los rojiblancos ganaron por cuatro goles a uno. Correa abrió el marcador y De Paul, Carrasco y Cunha consiguieron los tantos que dieron el único triunfo hasta la fecha para los de Simeone.

Bronca con Hermoso después del Villarreal

Se celebraba el primer partido de la temporada en el Cívitas Metropolitano allá por el 23 de agosto y el Atlético de Madrid recibía al Villarreal en casa. Los de Simeone, que venían con la moral al alza tras su estelar triunfo por 0-3 ante el Getafe en el primer encuentro liguero, verían como todo lo conseguido en ese encuentro se iba a ir al garete en el estreno en casa.

Yéremy Pino primero y Gerard Moreno después iban a darle al Atlético de Madrid una derrota contundente en el estreno liguero en el Metropolitano. El canario adelantó al submarino amarillo en el 73′ de partido y el catalán cerró la victoria groguet.

Atletico’s Mario Hermoso, centre speaks with angry home fans after Villarreal’s Gerard Moreno celebrated scoring by sticking his tongue out and touching his ears provoking anger from Atletico players and fans during a Spanish La Liga soccer match between Atletico Madrid and Villarreal at the Metropolitano stadium in Madrid, Spain, Sunday, Aug. 21, 2022. (AP Photo/Pablo Garcia)

Aunque la cosa no acabaría ahí. Después del encuentro, cuando los suplentes se quedaron realizando ejercicios entrenamiento para coger ritmo, se produjo un suceso lamentable. Varios aficionados, que seguían en las gradas minutos después de que el árbitro dictara final del partido, dedicaron gestos feos a Antoine Griezmann. Mario Hermoso, al percatarse de lo que ocurría, no dudó en defender a su compañero de equipo y se encaró ante la grada, lo que provocó que tuviera que ser separado ya que el central estaba apunto de subir a la grada.

El fin de semana ante el Espanyol, lo último

Tras caer eliminado ante el Oporto de cualquier competición europea, los de Simeone recibían en el Metropolitano ante el Espanyol. El partido iba a estar marcado por lo que ocurriría en las gradas. Los ultras del Atlético de Madrid sacaron un comunicado justo después de la derrota en Portugal afirmando que en el encuentro que se disputaba ayer, en la primera parte su grada iba a estar vacía, en el descanso entrarían al campo y en el segundo tiempo no animarían.

La otra parte de la afición intentó animar a su equipo y a su entrenador, más cuestionado que nunca y sin recibir los cánticos que recibía durante otras temporadas. Aunque, cuando se escuchaban los «ole, ole, ole cholo Simeone» se escuchaban silbidos de una parte de la grada, lo que deja claro que hay parte de la afición rojiblanca que no apoya tanto al técnico argentino como antes.

Cuando entró la grada de animación, la otra parte del estadio les dedicó una pitada sonora ya que no aprobaban que en el peor momento de la temporada dejaran al equipo de lado. La cosa no quedó ahí, cuando Joao Félix estaba calentando en la banda esperando su momento para entrar al partido, se produjo una discusión entre el portugués y la grada de animación. Al entrar al terreno de juego, la grada le dedicó sonidos de viento al joven delantero.

Al marcar el gol del empate, el portugués lo celebró dirigiéndose a la grada que le había estado recriminando durante el calentamiento y a la otra parte de la estadio la levantó para seguir animando al equipo en busca del gol de la victoria, que finalmente no llegaría.

Por tanto, jugar en el Cívitas Metropolitano para el Atlético se está convirtiendo en todo lo contrario a motivador.

Related posts

Cardassar 0-3 Atlético de Madrid | El Atlético sella su pase a la siguiente ronda por la vía rápida

Víctor Sampedro

Atlético de Madrid 2-1 Girona: Correa y Riquelme reclaman sitio y Oblak sigue siendo determinante

Jaime Villalba

El club inglés que quiere pescar en el Atlético

Borjapascual

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: