Atlético de MadridFútbol EspañolLiga Santander

¿Y ahora qué se hace?

Se consumó el peor de los escenarios posibles para el Atlético de Madrid. Tras caer eliminado de la Liga de Campeones la semana pasada de la manera más cruel posible con un penalti fallado en el último minuto, el martes lo hacía de cualquier competición europea. En la visita a Do Dragao para enfrentarse a un Oporto ya clasificado a los octavos de final, los de Simeone luchaban por entrar en la UEFA Europa League y les bastaba con hacer lo mismo que hiciera el Leverkusen ante el Brujas, pero ni eso. En menos de 30 minutos, ante una falta de actitud y de concentración monumental, los rojiblancos ya perdían dos a cero.

Una fase de grupos desastrosa para el Atlético de Madrid

Puedes llegar a jugarte tu futuro en competición europea en la última jornada de fase de grupos si tu rendimiento no se asoma a lo esperado. Eso le ocurrió al Atlético de Madrid. Cinco puntos de dieciocho en un grupo que visto desde fuera parecía asequible para conseguir la clasificación habla de la ridícula primera fase que han hecho los rojiblancos.

Los de Simeone sólo han estado por delante en el marcador en la primera jornada, cuando Mario Hermoso adelantó a los suyos en el minuto noventa. Pero es que sólo durarían cinco minutos por delante en el electrónico, ya que el defensa madrileño provocó un absurdo penalti que puso la igualada en el marcador. Griezmann salvó los muebles en la última jugada del partido y dio la única victoria de la temporada en Europa.

La única en un grupo en el que estaban el tercer clasificado de la liga belga, el que va tercero en la liga portuguesa y el que ocupa la décimo sexta posición de la Bundesliga. Eso resume la incapacidad de un equipo que si nos fijamos en las plantillas, es muy superior a la de estos tres equipos.

¿Simeone culpable?

Todas las críticas se llevan por delante, y cómo viene siendo normal después de cada derrota de los equipos, al entrenador. Diego Pablo Simeone, al que se le nota perdido y sin saber que hacer con los jugadores que tiene, es uno de los principales culpables para la prensa y para gran parte de la afición, con la que empieza a haber un distanciamiento más que notable respecto a la comunión que siempre ha habido entre esta y el entrenador.

Simeone no ha sabido meter mano a la desastrosa situación que ha vivido su equipo en esta fase de grupos. Puede que su mensaje no cale tanto en la plantilla cómo antes o que los jugadores que tiene en su plantilla no sean los más adecuados para ejercer el fútbol que quiere el técnico argentino. Pero Simeone no tiene culpa que de 95 disparos que realizaron sus jugadores en la fase de grupos, sólo se hayan anotado 5 goles, Simeone no tiene culpa de que Savic y Giménez parecieran en Oporto centrales totalmente diferentes al que nos tienen acostumbrados.

Cierto es que lleva encima un porcentaje elevado de culpa el técnico argentino, pero los jugadores que tiene no han estado al nivel del que se supone, por el nombre que llevan a sus espaldas, deben estar. Desde el club han transmitido que siguen confiando en el entrenador rojiblanco durante esta temporada, por lo que los jugadores y él deberán ponerse de acuerdo y solucionar los problemas para conseguir el objetivo de volver a la máxima competición continental la próxima temporada

Obligados a vender en el Atlético de Madrid

La eliminación tanto de la UEFA Champions League como de la Europa League a día uno de noviembre hace que las arcas del Civitas Metropolitano dejen de ingresar una gran cantidad de dinero. Por lo que desde las oficinas del club rojiblanco se planteen la venta de alguno de sus jugadores importantes.

Desde el Atlético de Madrid creen que el mundial que está apunto de arrancar puede ser un escaparate para los jugadores que tienen en su plantilla y que en el próximo mercado de invierno venga algún equipo interesado en fichar a un jugador del conjunto rojiblanco. Yannick Carrasco, Joao Félix, Rodrigo De Paul o Matheus Cunha son algunos de los jugadores por los que se piensan en las oficinas que pueden sacar una mayor cantidad de dinero, aunque no son los únicos.

En el caso del medio centro argentino se espera que haga un buen mundial, ya que, su papel en el combinado nacional siempre es muy diferente al que tiene en el año y medio que lleva de rojiblanco, para que se revalorice su precio en el mercado y así los equipos tengan más interés en poder ficharlo.

El caso de Joao Félix

Respecto al portugués, su salida no está tan clara ya que es una apuesta del club y no estarían dispuestos a dejarlo marchar, salvo que llegue una oferta económica más que importante que sea satisfactoria para ambos, ya que no parece que su relación con Simeone esté pasando por un buen momento.

El delantero portugués no está pasando una buena racha ya que no está teniendo los minutos que le gustaría. Su no participación en el encuentro de la cuarta jornada ante el Brujas levantó mucha polémica en la afición ya que piensan que con el portugués se podía haber conseguido la victoria. Por tanto, no sería descafeinado pensar que el portugués pueda salir incluso en este mercado de invierno siempre y cuando llegue una oferta que deje satisfecho al Atlético de Madrid, que hizo un desembolso importante por él hace ya cuatro temporadas.

Respecto al caso de Cunha y Carrasco, en el club creen que tenían que haber aceptado la propuesta que recibieron por el brasileño en el mercado veraniego. Lo mismo pasa con el belga, que fue punto de mira en los últimos días de mercado ya que estuvo muy cerca de salir al Tottenham Hotspur. que estuvo muy interesado en pagar su cláusula de sesenta millones.

La afición siempre está

Una de las notas positivas que se pudo sacar de la visita del Atlético de Madrid a las orillas del Duero fue la afición rojiblanca. A pesar de haber caído en Champions desde la jornada anterior y jugarte el pase a la Europa League en esta, no dejaron sólo al equipo en su visita a tierras portuguesas. Más de 1000 personas se presentaron en Do Dragao para animar a sus jugadores en su intento de seguir jugando competición europea.

Aunque el resultado y la actitud de los jugadores en el terreno de juego no fue el esperado, en la grada se vio a una afición que se volcó con sus jugadores aunque no se estuvieran dando los resultados deseados y su equipo quedara fuera de Europa. a 1 de noviembre, sí.

Mucho tienen que trabajar tanto la directiva, como Simeone y sus jugadores para tratar de salvar una temporada que se ha convertido en desastrosa cuando sólo llevamos dos meses.

Related posts

Levante 1-2 Athletic | Rugido de final

Pablo Arnao

Ferran Jutglà, la gran amenaza para el Atlético en Brujas

Víctor Sampedro

UD Almería 3-1 Rayo Vallecano: El Almería retoma el vuelo

Adrián Hernández

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: