BaloncestoNBA

La estrella apagada de Carmelo Anthony

El que fuese la superestrella de Denver Nuggets actualmente se encuentra sin equipo

Cuando se escucha hablar de triples, se suele nombrar a Stephen Curry, pero antes de que Stephen dominase la NBA con sus tiros imposibles, ya estaba un alero con rastas de 2,01 que hacía levantar de su asiento a los aficionados de Denver Nuggets.

La historia de este alero con rastas, de nombre Carmelo Anthony, en la NBA comienza en el año 2003. Ese año marcó un antes y un después en la historia del baloncesto. Ese año entraría en escena ‘The Chosen One’, un jugador del que se decía que podía destronar a Michael Jordan, LeBron James. También entrarían a escena cuatro jugadores irrepetibles, Dwyane Wade, Chris Bosh, Jose Manuel Calderón y el protagonista de esta historia, Carmelo Anthony.

Carmelo fue seleccionado por Denver Nuggets en el puesto número tres. Únicamente le hicieron falta seis encuentros para conseguir anotar 30 puntos en un partido, siendo el segundo jugador más joven en conseguirlo. Llegado el mes de febrero, Carmelo se convirtió en el tercer jugador más joven en alcanzar los 1000 puntos. Finalizada su primera temporada, Anthony consiguió entrar en el mejor quinteto de rookies y quedó el segundo en la votación para el rookie del año, solo superado por LeBron James.

Tras cuatro temporadas siendo uno de los máximos anotadores de la NBA, apareciendo en los mejores quintetos y rompiendo todos los récords de la franquicia, Carmelo fue seleccionado para ser all-star, aunque no como titular. En esa misma temporada, llegaría a Denver, Allen Iverson, formando una dupla anotadora entre los dos mejores anotadores de la NBA. Aún teniendo una gran plantilla, Carmelo no conocía las semifinales de conferencia ya que habían sido eliminados por los San Antonio Spurs de Duncan, Ginobili y Parker.

Después de 7 años en Denver Nuggets y conseguir llegar hasta unas finales de conferencia, los rumores sobre la salida de Melo empezaban a aflorar. Finalmente Carmelo aterrizaría, junto a Chauncey Billups, en los New York Knicks tras el all-star. Con las ilusiones renovadas, Carmelo Anthony, comenzaba una nueva etapa en el Madison Square Garden. En su segunda temporada en la ciudad que nunca duerme consiguió ser, por primera vez, el máximo anotador de la NBA, promediando 28,7 puntos por partido. Todo parecía ir sobre ruedas, pero una lesión en el hombro izquierdo, provocó que cayesen en segunda ronda ante los Pacers.

Tras 7 años en la Gran Manzana, Carmelo se consagró como uno de los mejores jugadores de la NBA, pero siempre a la sombra de Wade y LeBron, que por aquel entonces ya brillaban juntos en Miami. A pesar de ello, Melo siempre consiguió ser titular en el all-star y aparecer en los mejores quintetos mientras estuvo en los Knicks. A pesar de ser el activo más importante de la franquicia, tras varios conflictos con el presidente, Phil Jackson, Anthony pidió el traspaso.

En el verano de 2017, Carmelo cambió la Gran Manzana de New York por los rodeos de Oklahoma. Los Thunder, que por aquel entonces daban sus últimos coletazos antes de entrar en modo reconstrucción, consiguieron juntar un nuevo Big Three formado por Westbrook, Melo y Paul George. Aunque Carmelo seguía batiendo récords anotadores, ya no era el mismo. Seguía manteniendo esos tiros espectaculares pero los años no pasaban en balde. Tanto es así, que Oklahoma ofreció renovarle pero con un papel de sexto hombre, algo a lo que Melo no estaba dispuesto.

Tras su salida de Oklahoma, Melo pasó por Atlanta, Houston, Chicago, Portland y Los Angeles. En esos tres años, Carmelo continuó anotando hasta convertirse en el noveno máximo anotador de todos los tiempos y manteniéndose en la NBA a base de mínimos de veterano. En su último periplo en los Lakers, en la temporada 21/22, Carmelo fue de los pocos jugadores que firmaron una buena campaña. A pesar de ello, ningún equipo ha contado con el para la presente temporada.

Tras más de 15 años en la NBA, Carmelo ha conseguido ser 10 veces all-star, aparecer 6 veces en los mejores quintetos, ser el noveno máximo anotador histórico y ser el único jugador estadounidense de baloncesto que ha ganado cuatro medallas olímpicas, tres de ellas de oro. Como todo jugador, ha tenido luces y sombras, pero es inexplicable que un jugador que promedia un mínimo de más de 10 puntos por partido y de su renombre, quede fuera de la NBA

Related posts

¿Quiénes han sido los mejores en la fase de grupos del Eurobasket?

Diego Acevedo

LeBron James se hace accionista del Málaga CF

Pablo Triguero

Este Jazz es una ruina

Diego Acevedo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: