BaloncestoNBA

Golden State Warriors: The Last Dance

El equipo de la bahía afronta esta temporada sabiendo que puede ser la última de algunos de sus jugadores principales

El vigente campeón de la NBA es consciente de la gesta que llevaron a cabo la anterior temporada. La vuelta a las canchas de Klay Thompson, sumado a la explosión de jugadores como Wiggins y Poole, fueron factores fundamentales para el cuarto anillo en diez años. Esta gran plantilla tiene un coste que es inasumible para los Warriors. Actualmente hay tres jugadores cuyo contrato finaliza este año y desde Oakland tienen que decidir si renovarlos o dejarlos libres.

El mercado de Warriors

Los Warriors no han sido los grandes agitadores del mercado en cuanto a entradas. Únicamente se han hecho con los servicios de dos jugadores para darle profundidad a la plantilla. Donte Divincenzo es el elegido para reforzar el backourt y Jamychal Green para reforzar el frontcourt.

En cuanto a las bajas, los californianos se han desecho de jugadores que, aunque no fueron titulares, fueron muy importantes para llevarse el anillo, como fueron Otto Porter Jr, que se va a Toronto, y Gary Payton II, que se va Portland. El resto de las bajas son jugadores con los que Steve Kerr contaba más bien poco y se les ha decidido dar salida para aligerar la gran masa salarial del equipo. Estos jugadores son Toscano Anderson que se va a Lakers, Chiozza a Brooklyn, Damion Lee a Phoenix, Bjelica que vuelve a Europa e Iguodala cuya situación es una incógnita.

La plantilla

El quinteto

La titularidad de los Splash Brothers (Curry y Klay) está más que garantizada ya que son una de las duplas exteriores más temidas en toda la liga. En el interior, Steve Kerr mantendrá el quinteto con el que ganó el anillo. Wiggins seguirá jugando de alero, Draymond seguirá haciendo el trabajo sucio y desquiciando a sus rivales y Kevon Looney seguirá siendo tan necesario en la pintura como infravalorado.

Los suplentes

El sexto hombre de este equipo será Jordan Poole, el cuál se encargará de calentar los partidos cuando estos estén fríos. Como jugadores de rotación, Kerr cuenta con jugadores de gran potencial como Kuminga y Wiseman y con jugadores de un rol muy concreto como Divincezo o Jamychall Green. Para los minutos de la basura, Steve Kerr cuenta con Mooses Mody y los rookies Patrick Baldwin Jr y Ryan Rollins.

Tres son multitud

El primero de los jugadores a renovar es una de las piedras angulares de este proyecto, Draymond Green. Esta piedra angular angular se ha convertido en preciosa ya que la franquicia tiene claro que la superestrella es Curry, el segundo de a bordo es Klay Thompson y el tercero en discordia es un Draymond que parece reclamar un estatus que el equipo no puede darle y que tendrá que ir a buscar a otro equipo de menor nivel que sí pueda dárselo.

El segundo jugador es la revelación de la temporada pasada, Andrew Wiggins. El canadiense ha demostrado por qué fue elegido número uno del draft y eso es un problema añadido para los Warriors. Andrew tiene un salario alto (33,6M $) que debería subir, si mantiene el nivel de la temporada pasada. Wiggins deberá demostrar que es imprescindible en este proyecto si quiere continuar al lado de los ‘Splash Brothers’.

El tercero en discordia es el gran descubrimiento de los Warriors esta temporada, Jordan Poole. El que fuese número 29 del draft, cobrando como tal (3,9M $), el año que viene entra en año de extensión y los Warriors deberán decidir si dejan escapar a este calentador de partidos tan explosivo o deciden darle una oportunidad.

El techo y el suelo

Los Warriors no son los grandes favoritos para alzarse con el anillo ni para las casas de apuestas (los colocan segundos) ni para los ejecutivos de la NBA (los colocan cuartos). Aunque son los vigentes campeones, sus escasas incorporaciones en comparación a sus rivales, la avanzada edad de sus jugadores principales, han hecho caer sus expectativas. A pesar de ello el techo de los Warriors es volver a alzarse con el título y su suelo es ser uno de los cuatro mejores equipos de la conferencia oeste, es decir, semifinales de conferencia.

Related posts

Navidades cargaditas de fútbol: La agenda Navideña del mundo del deporte

Alvaro Ramos Pulido

Abran paso a Carmelo Anthony

Pablo Triguero

Carmelo Anthony y su historia con los Rockets

Pablo Triguero

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: