Fútbol InternacionalPremier League

Leicester 2-2 West Ham United: La polémica reina en una tarde de goles

Un gol de Dawson en el 90 puso las tablas

Los once metros dieron vida a los ‘foxes’

Los primeros minutos fueron de tanteo. El West Ham estaba algo mejor, pero tampoco se lanzó al ataque en los primeros compases. El Leicester estaba algo más atascado, pero no estaban sufriendo en absoluto. No se produjo ninguna llegada, y ambos equipos estaban tanteándose.

Pero en la primera llegada, hubo gol. En el minuto 9, Diop daba un pase largo exquisito a Bowen, que le ganaba la espalda a Amartey. El inglés se plantaba ante Schmeichel y, con la zurda, lo batía por debajo. 0-1 en el King Power Stadium.

Fue un verdadero mazazo para los de Brendan Rogers. Estaban muy espesos en ataque, y el West Ham se mostraba mucho más cómodo sobre el césped. Intentaban presionar la salida de balón, pero de forma no muy eficaz, y no lograban conectar con Daka, referencia en la punta en la tarde de hoy.

El West Ham siguió apretando en los minutos posteriores, pero el Leicester se empezó a recomponer conforme Maddison iba entrando al partido. El inglés era fundamental para la circulación de balón de su equipo.

En el minuto 45 hubo penalti a favor del Leicester. Cresswell tocaba con la mano un centro lateral, y Tielemans no perdonaba desde los once metros. 1-1 al filo del descanso.

Segunda parte

Los primeros minutos fueron estáticos, pues ningún equipo quería exponerse demasiado. Aún así, el plan de ambos conjuntos era claro. El Leicester apostaba por un fútbol muy asociativo, mientras que el West Ham quería jugar con balones largos.

Y apareció Pereira. En el 57, Barnes enviaba un centro perfecto a Pereira, que entraba como un avión al área. El portugués, con un cabezazo maravilloso, enviaba el balón al fondo de la red, haciendo el 2-1 y remontando el encuentro.

Seguía estando dentro del partido el West Ham, pero ambos equipos bajaron un poco el ritmo. El conjunto local quería mantener el balón en la medular e ir acercándose poco a poco, mientras que el West Ham se desesperaba por no tener el esférico.

En el 81, buena oportunidad para el West Ham. Benrahma aprovechaba un rechace para lanzarla arriba. Pasó cerca del larguero.

En el 90, saltaba la bomba. Centro lateral de Bowen rematado por Craig Dawson. La polémica: tocó con el brazo. Aún así, el gol fue dado por válido, y el encuentro acabó en tablas.

Related posts

«Messi y Neymar son unos mercenarios»

Pablo Triguero

Christensen, lesionado en el pie derecho

Alvaro Ramos Pulido

Manchester City 3-0 Olympiacos| Victoria sin brillo

miguelmateogomez

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: