Fútbol InternacionalPremier League

Watford 1-4 West Ham: Remontada ‘hammer’ para dormir en Europa

El West Ham remontaba en dos minutos a un Watford muy inferior en líneas generales

Ambos equipos necesitaban la victoria, no les valía otra cosa. El West Ham necesitaba ganar para seguir en la lucha por puestos europeos, mientras que el Watford seguía ahogándose en zona baja, coqueteando con el descenso. Ambos equipos pasaban por un momento muy delicado, así que una victoria sería un gran paso para seguir peleando por sus objetivos.

Primera parte frenética

La primera parte empezaba con un West Ham con gana de proponer juego, pero recibiría un duro varapalo a los cuatro minutos de iniciar el encuentro. Dennis mareaba a Dawson en la frontal del área y enviaba un zurdazo espectacular a la escuadra. El partido se ponía de cara para los ‘hornets’.

Pero los ‘hammers’ no bajaron los brazos a pesar de sufrir ese revés. Siguieron empujando, buscando la igualada. Jarrod Bowen se mostraba muy activo, y Michael Antonio se pegaba con todos los centrales. Duro partido del delantero centro inglés, que físicamente tenía que darlo todo.

El Watford dio un paso atrás y empezó a priorizar la defensa. Los de Ranieri eran conocedores de la importancia de estos tres puntos eran fundamentales. A destacar el partidazo que estaba haciendo Kiko Femenía, providencial en defensa.

Pero la insistencia del West Ham tuvo su premio. El equipo de David Moyes buscaba con insistencia el empate, y Bowen puso un pase medido a Soucek. Un pase raso perfecto al espacio que el checo aprovecharía. Dentro del área, Soucek dispararía raso, sin nada que hacer Bachmann. 1-1 en el minuto 26.

Pero la locura seguía reinando. En el minuto 28, apenas dos minutos después del tanto de Soucek, Michael Antonio encontraba con un pase raso a Benrahma en el corazón del área. El argelino remataba solo y le daba la vuelta a la tortilla, poniendo el 1-2 en el marcador en apenas dos minutos.

El West Ham siguió empujando ante un alicaído Watford, que en un suspiro se le había complicado todo. A los minutos, los ‘hammers’ bajaron el ritmo, fruto del cansancio. La primera parte acabaría con un ritmo algo bajo, debido a todo el esfuerzo realizado en la primera media hora de encuentro.

Segunda parte sentenciada por los once metros

La primera parte empezaría con un golazo de Bowen, enganchando una volea dentro del área tras un pase de Soucek, pero el gol sería anulado por una falta del checo en la recuperación de balón.

A los pocos minutos, en el 51, Sissoko tendría una gran oportunidad, disparando tras un rechace en el área. Fabianski, el meta polaco, realizaría una estirada de mérito.

En el minuto 56, la jugada más torpe del día. Bachmann iba a por un balón tras una mala cesión de Kucka, y arrollaba sin querer a Bowen. Tras revisar el VAR, el árbitro dictaminaba penalti. Y el capitán ‘hammer’ no iba a fallar. Tras casi dos años sin marcar, Noble dispararía raso a la derecha del guardameta, que se equivocaba de lado. 1-3 gracias a un fallo defensivo inexplicable.

El capitán inglés apenas había disputado dos minutos de juego esta temporada, pero hoy empezó como titular. Un gol de ‘Mr.West Ham’ que seguro le habrá inundado de alegría en la que es, dicho por él, su última temporada en el club.

El ritmo decayó enormemente. El West Ham no quería arriesgarse a buscar el cuarto gol, pues veían más factible dar un paso atrás y protegerse. Aún así, no se encerraron atrás, y seguían llegando en ocasiones a portería rival, sobre todo gracias a un Benrahma muy participativo.

Por parte del Watford, ese gol de penalti de Mark Noble les hizo mucho daño, y bajaron bastante los brazos. No llegaban a portería de Fabianski, y el público lo recriminaba.

Michael Antonio se iba calentando. Algún que otro empujón y roce con algunos jugadores del Watford. En un partido tan físico, el inglés se calentaba rápido.

El Watford seguía sin generar absolutamente nada. El West Ham estaba siendo infinitamente superior, y en ningún momento sintieron que se les podía escapar el partido.

En el minuto 90, Michael Antonio podría haber hecho el cuarto, pero Bachmann hacía una meritoria parada en el uno contra uno.

Pero en el 92, sí llegaría el cuarto. Jarrod Bowen hacía una gran jugada por banda y regalaba el gol a Vlasic, que solo la tenía que empujar. Partidazo del inglés.

En el 95, Fabianski pararía un uno contra uno, pero en el córner hacía una palomita espectacular. Se lucía el polaco en una tarde perfecta.

Related posts

Chelsea 1-1 Brighton: Los blues ponen la alfombra roja al Manchester City

OFICIAL | El futuro del Kun Agüero, desvelado

agarcia_periodista

Barcelona – Dinamo Kiev: El Barça debe engancharse al último tren de la Champions

paurochee

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: